Una de Cal: SCJ Falla en Contra de Virgilio y a Favor del Congreso

    0

    Al conocer el resultado de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en sesión pública celebrada este miércoles, y que por unanimidad resolvió a favor de la LV Legislatura Local, el diputado Francisco Anzar Herrera, presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuestos de Congreso del Estado, informó que con esta resolución queda firme el decreto por el que se dejó abierta la cuenta pública de Manzanillo.

    Expuso que esta cuenta fue calificada el pasado 14 de noviembre con observaciones en materia de responsabilidades en contra del alcalde Virgilio Mendoza Amezcua; de Natividad Flores Jiménez, tesorero municipal; Gabriela Benavídez Cobos, secretaria del Ayuntamiento; Daniel Cortez Carrillo, director de Desarrollo Social; Telésforo Mendoza del Castillo y Domingo Ortega Robles, director y ex director de Obras Públicas, entre otros funcionarios.

    Así la controversia, cuyo número de expediente es el 76/2008, fue sobreseída, lo cual, dijo, significa que los ministros de la Primera Sala dejaron sin efecto el procedimiento solicitado por el Ayuntamiento de Manzanillo, según lo informó el diputado priista.

    Anzar Herrera, explicó que el pasado 15 de mayo, el Congreso del Estado declaró no concluido el proceso de revisión y fiscalización de los resultados de la cuenta pública correspondiente al segundo semestre de 2007 del Ayuntamiento de Manzanillo, dejándolo abierto hasta en tanto la Contaduría Mayor de Hacienda contara con los elementos necesarios para emitir su opinión técnica.

    El Ayuntamiento de Manzanillo manifestó estar en contra de la decisión de Congreso del Estado de dejar abierta la cuenta pública, en virtud de que la Constitución del Estado de Colima marca el 15 de mayo como fecha fatal para la calificación de la cuenta del segundo semestre del año, considerando que por ello el Poder Legislativo no podía exceder de ese tiempo.

    El presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, manifestó que los legisladores razonaron, en el decreto impugnado, que era justificado, inclusive constitucionalmente, solicitar al Pleno del Congreso del Estado la ampliación del periodo de revisión y fiscalización, para que el órgano fiscalizador llevará a cabo su función, esto ante la negativa y el ocultamiento de datos e información de los funcionarios municipales a la Contaduría Mayor de Hacienda para poder realizar su trabajo.

    Aseguró que con la resolución de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la decisión tomada por el Congreso de dejar abierta la cuenta pública de Manzanillo correspondiente al segundo semestre del año 2007, no podrá ser revertida, pues la decisión al ser definitiva, es inapelable e inatacable.

    Compartir