ROBOS SIN CONTROL NI PROGRAMA GUBERNAMENTAL

0

Análisis Político

Por: Abel González Sánchez

El robo a casa habitación es un delito patrimonial que además de dañar la economía de las familias, transmiten sentimientos de rabia y malestar hacia las instituciones de seguridad de los tres niveles, aumentando el temor y la intranquilidad social, impactan cada vez más los robos a viviendas en Colima, Villa de Álvarez, Manzanillo y Tecomán viven hoy ante una verdadera ola imparable de robos a casa habitación y comercios.

NO HAY UN PLAN CONTRA ROBOS El gabinete de seguridad que dicen que se reúnen muy de madrugada y quizás desvelados no han sido capaces de elaborar un plan o programa estratégico gubernamental contra los robos a comercios y a las casas habitación, coordinado por los tres niveles de gobierno, municipal, estatal y federal, tampoco no han realizado trabajo de inteligencia en los focos rojos y cada vez aumentan los robos afuera de los bancos.

Cada municipio y cada colonia hace lo que puede, hasta usar las casetas de vigilancia es muy complejo dicen los directores de seguridad pública municipal, antes funcionaban bien y reconocen que no hay trabajo de inteligencia institucional, profesional y específico de robos a nivel estatal, inclusive dicen que las instituciones del gobierno del estado en materia de procuración de justicia, de prevención del delito y en seguridad pública, no tienen personal ni material ni videos especializados para los capacitadores en la prevención del delito y que los comités de vecino vigilante no llegan ni a 200  a nivel estatal cuando tan solo en la Villa hay cerca de 250 colonias. En algunas entidades los gobiernos ofrecen asesoría profesional gratuita y logran coordinarse con empresas aliadas reconocidas para vender; cerraduras, alarmas y equipos de video vigilancia a costos muy bajos o con crédito. Otras entidades sus gobiernos estatales consideran que los robos a vivienda solo competen a los municipios.

EL GOBIERNO FEDERAL DEBE DE APLICAR SUS RECURSOS El gobierno federal de plano no dice ni pío al respecto a los robos de viviendas de conformidad al historial normativo y burocrático ya que lo consideran como delito del fuero común, y solo cumple el gobierno federal en mandar recursos federales a los estados y municipios en materia de prevención del delito y apoyos para seguridad pública, sin embargo ha equivocado su estrategia ya que esos programas nunca llegan al 100% a los municipios y si llegan hay complicaciones con la trasparencia de dichos recursos como lo acaba de denunciar públicamente la síndico de Tecomán Samira Margarita Ceja Torres que el Director de Seguridad o el alcalde deben de aclarar bien el uso del dinero federal en beneficio de la seguridad del municipio ya que detectó varias irregularidades en la compra de las unidades y uniformes policiales, lo que habla muy bien de Samira, pero exhibe un problema que es común y que callan los muncipios.

¿Y QUÉ APORTA EL CONGRESO A LA SEGURIDAD? Prácticamente nada, los legisladores locales han perdido más tiempo en sus conflictos políticos y de partido con sus jaloneos y ataques buscando posicionarse rumbo al 2021, dejando al margen los problemas de la sociedad y sin hacer un buen trabajo legislativo durante el año que iniciaron, es la verdad, hacen iniciativas de lo que se les ocurre y argumentan que no hay una buena dirección y operación del Congreso pero sin poder hacer los cambios, cuando además para la sociedad cada uno tiene la misma responsabilidad, pues todos buenos y malos van en el mismo barco, por ello no solo el coordinador es el único culpable, deben ponerse de acuerdo en la problemática más sentida de la población, como lo es el problema de la inseguridad pública.

Morena y el PT en el Congreso están perdiendo su momento histórico, deben revalorar sus conflictos porque les pega a ambos en su imagen y su presencia, convendría ponerse a trabajar en bien de la población para endurecer las leyes en el área de seguridad y promover algunas iniciativas o proyectos del orden federal, varios estados ya aumentaron las penas en algunos delitos como es el caso del robo a viviendas que es a diez años de prisión en la Ciudad de México, urge penalizar más a las llamadas de alarma falsas al 911, se han registrado en el estado de Colima hasta 70 mil llamadas falsas mensuales haciendo perder tiempo a las pocas patrullas que tienen en los municipios que son las primeras que llegan, la portación ilícita de armas debe penalizarse más, en las llamadas de extorsión dichos números deberían obligar a las compañías telefónicas suspenderlos inmediatamente y regular la venta de chips obligando identificarse, algunos delitos son del orden federal, pero tanto el Congreso Local como los legisladores federales, están obligados a realizar una revisión legislativa. ¿Hicieron ya alguna? Ninguna, pura grilla, quieren ser llegar otra vez al 2021 sin trabajo político social.

ANTE UN ROBO YA PUEDEN MATAR AL LADRÓN En Veracruz y Nuevo León sus Congresos Locales aprobaron sus legisladores locales de permitir matar a los ladrones en legítima defensa de sus vidas y sus bienes, quien se meta a una casa o comercio a robar o dañar a la familia, inclusive la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló al Congreso de Veracruz ante algunos opositores a la iniciativa, para que se les permitiera a los propietarios de las casas o comercios a matar en defensa propia o de sus bienes a los ladrones, con esta iniciativa la estadística de robos bajó considerablemente, por ello urge una revisión legislativa en las diferentes áreas de seguridad pública, pues el tema es preocupante para toda la ciudadanía.

DEBEN PROHIBIR CENTROS VS. DROGADICCION EN ZONAS RESIDENCIALES  Siete robos van en tan solo un mes en dos colonias residenciales de la capital del estado, en las reuniones vecinales se quejan que el problema empezó con la autorización absurda de un Centro de Rehabilitación contra la drogadicción que instalaron en la colonia, Jardines Vista Hermosa, cerca del jardín Juan Oseguera Velázquez conocido de los borrachos, desde su instalación clandestina u oficial, se disparó la delincuencia en los robos a casa habitación de esas colonias cercanas, pues consideran que debido a que los amigos de los internos que también consumen drogas al visitar al Centro, ven diferentes casas bonitas y descansan o se esconden en los jardines, pues dichas casas entran al programa delincuencial, deberían reubicarlo o de autorizarlos en lugares que no vulneren y afecten al entorno, dicen los vecinos. En síntesis urge un cambio de estructuras, programas y de mandos en la política pública de seguridad estatal, si siguen así los municipios seguirán trabando aislados, solos y descoordinados, se presenta un robo y es hasta risible lo que hacen las instituciones, solo engrosan los archivos.

Anuncios
Compartir