‘Puente cicatriz’ se presentó en la edición 14 del Festival Mutis de Barcelona, España

0

*“Esta obra nos puede llevar a cruzar mares, continentes, países, ciudades y comunidades, para que la historia de Cecilia siga tocando corazones y conciencias”: Carmen Solorio.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  “Puente cicatriz”, el falso documental de la compañía Colimota Teatro, protagonizado por la dramaturga y actriz de la Universidad de Colima Carmen Solorio y dirigido por Annya Atanasio Cadena, recibió hace días una mención especial en la edición 14 del Festival Mutis de Teatro Emergente de Barcelona, España, “por el trabajo documental llevado a escena, con una delicada expresión poética”.

La obra, que compitió contra más de cien postulaciones, fue seleccionada como la única propuesta internacional de este festival, nacido en 2010 en Universidad Politécnica de Cataluña, y que incluye teatro independiente, mesas de trabajo, talleres y actividades donde las compañías pueden encontrarse, conocer otras formas de hacer teatro y crear redes con la intención de dar voz a compañías emergentes, así como a grupos que trabajan en un sentido formativo. El Festival Mutis (https://www.mutis.es/) es dirigido por Alberto Rizzo.

Luego de presentarse con éxito en el quinto Festival Internacional de Monólogos del Teatro Casa Tanicho en Mérida, Yucatán, como parte del Mérida Fest 2023, fueron invitados a Barcelona, donde se presentaron en el Mexcat, que es la casa de la comunidad mexicana en Barcelona, España. Para poder llevar esta obra, quienes integran Colimota Teatro contaron con el apoyo de la Universidad de Colima, del Gobierno del Estado y del Centro Universitario de Teatro de la UNAM.

Además de la mención especial a la obra, Carmen Solorio fue nominada dentro de la categoría de Mejor Actriz. “No gané -dijo en entrevista-, pero el haber sido nominada me parece ya un reconocimiento en sí mismo”.

Sobre la presentación en Barcelona, Carmen Solorio compartió que sintieron mucha emoción y nervios, ya que además de tener poco tiempo para planear el viaje, tuvieron que completar la escenografía y la iluminación en aquella ciudad; “yo me sentía nerviosas por no saber cómo reaccionaría el público ante la historia de Cecilia, una mujer inmersa en ciclos de violencia y dolor heredados”.

Para ella fue extraño estar frente a un público tan diferente al acostumbrados en Colima o en México; “era un público muy atento, entregado y receptivo, pero muy serio; lo percibía un tanto solemne y por momento pensé que tal vez no estaba siendo de su agrado la obra; sin embargo, en el momento de la interacción del público femenino con el personaje de Cecilia, esta sensación se disipó completamente y al final de la obra los aplausos, las felicitaciones y los comentarios fueron muy emotivos y alentadores”.

Más que los reconocimientos, dijo, “que nos parecen importantes y los agradecemos mucho, es la respuesta del público la que nos estimula y motiva a seguir trabajando y compartiendo esta puesta en escena, lograda gracias al trabajo conjunto y multidisciplinario en el que Atanasio Cadena, Yoatzin Balbuena, Flor Larios, César Fajardo, Ángel Roa, Ricardo García y Mario Alberto Chávez han volcado su talento y compromiso”.

Además de la satisfacción, comentó que esta presentación “significa un compromiso enorme, porque el haberme presentado ya en dos festivales internacionales, el de Yucatán y éste de Barcelona, me lleva a ser consciente de la gran responsabilidad que esto implica y que por lo tanto debo seguir preparándome para estar a la altura de cualquier escenario del mundo”.

Como aprendizaje, agregó, “pude confirmar cómo una creación escénica concebida y construida con un objetivo claro y nutrida por el gran talento de un equipo de creativos comprometidos, puede tocar y conmover a las y los espectadores de cualquier parte del mundo”.

Lo que sigue ahora, concluyó, es estrenarla en Colima y realizar una temporada en el Teatro Universitario; “también tenemos la intención de seguir participando en festivales nacionales e internacionales, pues nos dimos cuenta de que ‘Puente cicatriz’ nos puede llevar a cruzar mares, continentes, países, ciudades y comunidades, para que la historia de Cecilia siga tocando corazones y conciencias”.

También en entrevista, Annya Atanasio Cadena, directora y dramaturga, comentó que se siente contenta de presentar este proyecto ante públicos de otras latitudes, “porque eso te confronta con tu trabajo, con tu propia poética y con las preguntas que te estás generando en escena”. Le interesaron sobre todo las reacciones de las mujeres, “porque siempre he pensado que ésta es una obra de mujeres y para mujeres; lo impactante fue ver que las mujeres estaban conectadas; de hecho, todas se quedaron al final a platicar; hablaban de que nos estábamos haciendo otro tipo de preguntas y que estábamos avanzando desde otro lado”.

Le dio gusto ver cómo la obra funcionó ante otros públicos. “Puente cicatriz”, dijo también, es una obra abierta en el sentido de que no es algo acabado; “me gusta probar cosas con las actrices, con el texto, para ir creciendo. El teatro es un gran laboratorio, por eso la obra constantemente se está cuestionando a sí misma”.

En ese sentido, la considera “una obra de carácter contemporáneo, no sólo por el estilo, sino porque es una obra que se replantea a sí misma y se cuestiona respecto a su espacio, a su tiempo, y eso es algo que generalmente el teatro clásico no tiene”. Por ahora, le gustaría tener una temporada larga en diferentes lados, no sólo en Colima, “porque esta obra la pienso de Colima para el mundo; me parece importante dialogar, proponer espacios de creación propios que respondan a necesidades específicas y el hecho de poder plantear con orgullo una teatralidad colimota, para mí sería lo más importante”.

Por su parte, Flor Larios, asistente de dirección y también actriz invitada durante la presentación en España”, comentó que esta propuesta fue muy bien recibida; “queríamos medirnos, enfrentarnos a un espectador del que no conocemos sus consumos o reacciones, por eso nos importa mucho que el discurso que manejamos en ‘Puente cicatriz’ dialogue con todas las personas, independientemente de la región en la que se presente”.

Ella considera que “el arte colimote tiene mucha calidad, no nomás porque estemos nosotros en una plataforma internacional; creo que mucha gente en México también trabaja y tiene mucha calidad; lo que me enorgullece es decir que una compañía colimota se está plantando sobre esferas internacionales y que gana incluso esta mención honorífica, porque el teatro, aquí o en China, cuando se hace bien, con pasión, ayuda a comunicar directamente con los espectadores, de humano a humano”.

César Fajardo, el responsable de la escenografía y la iluminación en giras, comentó que tuvieron una muy buena respuesta del público en Barcelona. La presentación, destacó, “fue conmovedora, gustó bastante; en plática final, les propusieron incluso presentarla en otros espacios para que más gente conociera el trabajo”.

Finalmente Yoatzin Balbuena, encargada del diseño multimedia y una de las cinco personas que viajaron a Barcelona como parte de la obra “Puente cicatriz”, comentó que en su trabajo buscó generar “un universo simbólico, análogo, que hiciera alusión a la memoria de Cecilia, el arquetipo del ser femenino que puede estar representado por un pañuelo y por una forma abstracta, fluida, por una composición hecha de cotidianidades o por una raíz que va dando sus hojas y las va desprendiendo”.

Compartió que “el público estuvo con nosotros en cada momento de la presentación; hay una parte en la que las mujeres del público se levantan, y esta vez fue muy entrañable”. Agregó finalmente que “‘Puente cicatriz’ es una obra que ha nacido festivalera y que puede continuar de esa manera; me encantaría poder gestionar, ahora desde la CDMX, con los apoyos de acá, una residencia artística en un lugar que nos permita realizar ensayos, que es algo de lo que se ha ido privando la obra y poder presentarla a otros públicos”.