PROTESTAN JUDICIALES DESPEDIDOS AFUERA DEL CONGRESO DEL ESTADO

    0

    43 elementos de la PGJE fueron despedidos por no haber aprobado los exámenes de control y confianza, y algunos de ellos denunciaron que se manejaron los resultados a conveniencia con fines políticos.

    Al respecto, Nivardo Padilla Arceo quien durante 28 años fungió como comandante policiaco, sentenció que están dispuestos a ponerse en huelga de hambre o incluso morir si no son escuchados por las autoridades.

    Aclaró que los policías que fueron detenidos por la Secretaría de Marina (Semar) y luego liberados, también fueron despedidos a pesar de que tenían una orden por parte de esa autoridad federal de que no se les debía aplicar ninguna evaluación, pues su estado psicológico estaba alterado por la tortura que sufrieron “Por eso reprobaron”, advirtió.

    Precisó que el gobernador del estado, Mario Anguiano Moreno, no los ha querido recibir incluso después de que fueron a palacio de gobierno a solicitar una audiencia, por lo que ahora piden la intervención de los diputados.

    “si nosotros ya no somos aptos para trabajar en la procuraduría que se nos reubique, no puede ser posible de que nos quieran dar 90 mil pesos después de 28 años de trabajo; la mayoría de aquí fuimos del grupo antisecuestros, trabajos muchos asuntos delicados y resolvimos más de 80 secuestros y 150 asaltos bancarios”, acotó.

    Denunciaron que muchos de los integrantes de la PGJE que reprobaron los exámenes de confianza no fueron dados de baja como es el caso del subprocurador Marcos Santana, quien aún continúa en la dependencia.

    “Sabemos que están siendo tendenciosos en su forma de actuar (…) hay otras situaciones que queremos hablar con los diputados porque tiene trasfondo político; tiene otras situaciones ya que la mayoría de nosotros tenemos conocimiento de cosas que realmente ellos deben de aclararlas”, concluyó.

     

    Compartir