PGJE ALERTA A LA POBLACION

    0

    Es muy importante que mantenga una comunicación estrecha con todos los miembros de su familia, que no proporcionen números telefónicos a desconocidos, ya sea de celular, residencial o del negocio.

    Conforme a los registros que se tiene, la mayor parte de las llamadas son realizadas de los interiores de los Ceresos de las diversas entidades del país, ya sea por celular o el teléfono público.

    Estas personas valiéndose de la tecnología del internet, localizan el directorio telefónico de la ciudad que hayan elegido para cometer su extorsión telefónica y hacen sus llamadas tanto a la casa o al negocio de su posible víctima.

    Una vez que les contestan, esperando que sean menores para poderlos manipular con mayor facilidad, se identifican como comandantes de algún grupo delictivo, pero la mayoría de las ocasiones expresan que es el comandante “x” de “Los Zetas”, causando una impresión de inmediato.

    Luego les dicen que tienen detenido algún miembro de la familia, que salgan de su casa, que se lleven dinero y un teléfono celular, exigiendo que les proporcionen el número y antes de colgar, les señalan que no cuelgue el teléfono de casa.

    Una vez que reanudan la conversación por celular, les dicen que no cuelguen, que se trasladen a un centro comercial caminando, luego le piden el número de celular del papá o la mamá, para iniciar la extorsión y de nuevo le dicen que no cuelgue.

    De inmediato entablan comunicación con el jefe de familia, diciéndole que tienen a su hijo, que si lo quiere ver de nuevo debe depositar determinada cantidad de dinero, para ello le dan un tiempo para que reúna el dinero acordado y si usted quiere localizar a su hijo, no le contestará porque el probable responsable lo tiene por la otra línea.

    Minutos después se comunican con usted y le dicen que se traslade a una tienda departamental donde deberá depositar la cantidad solicitada para que sea cobrada en determinada ciudad y sucursal de la tienda por un tercero (a).

    Por todo ello la Procuraduría General de Justicia del Estado, reitera su llamado a la población para que mantenga una comunicación estrecha con su familia y evitar así una extorsión.

    En caso de ser sorprendido comuníquese de inmediato a la policía de procuración de justicia a los siguientes números: 31-2-20-40, 31-2-79-10, 31-4-21-40, ahí será orientado sobre lo que deberá de hacer, o llamar al 066.

    Compartir