Director de Seguridad de Manzanillo, Acusado de Corrupto en Querétaro

    0

    Colimanoticias pudo informarse de los oscuros antecedentes de este nuevo funcionario policiaco nombrado por el presidente municipal de Manzanillo, Nabor Ochoa López en la página electrónica del periódico virtual “Libertad de Palabra”, en donde se da a conocer en la edición del 21 de enero del 2008 que el entonces alcalde panista de Querétaro, Manuel González Valle, decidió poner en manos de este oficial la seguridad pública municipal, después de que determinó despedir a Amadeo Valladares Álvarez, quien fue el secretario de su gabinete más cuestionado públicamente en lo que fue su administración.

    Refiere que Sánchez Estrada fue presentado como un hombre con la experiencia suficiente para tener ese cargo, pero en los datos sobre su currículo, fue “rasurado” el episodio de 1998, al afirmar que fue director de Seguridad Pública “a partir del 2001 ó 2003”.

    Incluso, señala la información difundida por Libertad de Palabra que el pasado 22 de julio de 1998, a las 12:30 de la tarde, en el noticiario Panorama Queretano que se trasmitía por Grupo Acird, los conductores Juan José Flores Solórzano y Gamal Durán Castellanos, dieron cuenta en ese espacio informativo, del a corrupción en Seguridad Pública Estado a cargo de Jesús Armando Sánchez Estrada.

    De acuerdo a lo publicado, se trataba de una investigación de ese equipo de periodistas que reveló testimonios de elementos de la corporación, que narraban la venta de las boletas de infracciones, el pago porque les asignaran una patrulla o estar en una “buena esquina”, el cobro de protección a centros nocturnos, nepotismo y compadrazgo del director y comandante, entre otras acusaciones.

    La denuncia, que también fue transmitida por el noticiario Foro Público, que conducía el periodista Luis del Toro también ese grupo radiofónico, recaía de manera directa en 6 comandantes de la policía estatal y el director de Seguridad Pública, Armando Sánchez Estrada.

    Los señalamientos públicos de los policías se concretaron en una denuncia formal ante los diputados de la LII Legislatura, quienes obligaron a Armando Sánchez a comparecer el 6 de agosto de ese año para que rindiera una explicación.

    ACUDE AL CONGRESO A RENDIR INFORME

    Cita Libertad de Palabra que la situación obligó al director de Seguridad Pública Estatal a rendir un informe ante el Congreso local tratar de negar las acusaciones y desvirtuarlas, al afirmar que se pretendía “desestabilizar a la corporación.

    Por ello, informó a los diputados que tomaría varias acciones, situación que consignó el periódico Noticias el 7 de Agosto de ese año, en una nota firmada por el reportero Jorge Vargas Sánchez.

    Así, Armando Sánchez tuvo que ofrecer una “audiencia pública” de las 9 a las 12 de la mañana cada miércoles, con la intención de mostrar la “transparencia” y “eficiencia” en su corporación, incluso, anunció entre otras acciones un “constante” movimiento del personal de mando, para evitar que ese y los subordinados alcanzaran compromisos personales desligados de la labor de vigilancia en detrimento de la misma.

    Sin embargo, apenas 9 días después el 17 de agosto, 5 elementos ratificaron de frente sus acusaciones contra los comandantes. La nota publicada en el Diario de Querétaro, firmada por su entonces jefe de información, Jesús Aguilar Velázquez, dio cuenta de testimonios muy similares a los presentados en la radiodifusora mencionada.

    ”Juan Gabriel Sosa dijo que el comandante Juventino Ruiz de Santiago, les pidió a los elementos una cuota quincenal de 100 pesos y que denunció esto ante el ahora titular de la dependencia (Armando Sánchez Estrada), y por ello sufrió represalias y el comandante lo amenazó con que lo iban a tronar”, lo anterior se lee en uno de los párrafos de la nota que es acompañada con la foto de cada uno de los 5 policías.

    En otro párrafo, cita la información vertida por Libertad de Palabra que se agrega que el oficial Mario Alberto Rodríguez dijo que “se vendía protección al centro nocturno “El Farallón”, aunque esto fue cuando el ahora director era subdirector de Seguridad Pública, entre otras cosas.

    Finalmente, se dio a conocer que así quedó el asunto para Sánchez Estrada. En tanto, varios de los elementos denunciaron represalias. Algunos otros lograron “brincar” e incorporarse a la recién creada policía municipal, encabezada entonces por Edgar Mohar Kuri, desde donde sostuvieron sus acusaciones.

     

    Compartir