Moreno Peña: Yo no Miento, no Difamo ni Calumnio a Silverio

    0

    El exgobernador Silverio Cavazos Ceballos afirmó que la calificación de la cuenta pública correspondiente a los últimos meses de su gobierno echa por tierra las calumnias y difamaciones de las que ha sido objeto en temas como el del supuesto enriquecimiento ilícito, la deuda del gobierno del estado y el manejo financiero de su administración.

    Al preguntarle por la veracidad en los comentarios de Moreno Peña, cuando habla en su columna de una deuda del Ejecutivo estatal que alcanzaría los 3 mil millones de pesos, Cavazos Ceballos dijo desconocer de dónde surgen estos números, aunque afirmó que el exmandatario siempre ha tenido el problema de manipular los datos.
    Es oportuno precisar lo siguiente:

    Primero: El pasado 15 de mayo el Congreso del Estado aprobó la cuenta pública de los últimos 6 meses de 2009, 4 meses correspondientes a julio, agosto, septiembre y octubre del gobierno de Silverio Cavazos, y noviembre y diciembre correspondientes al gobierno de Mario Anguiano, el tema no fue el gran endeudamiento del gobierno, sino el ejercicio del gasto en los 6 meses mencionados, la deuda pública contraída con bancos, renegociada con Banobras, es del año 2008 y nada tuvo que ver con la revisión de las cuentas públicas en el periodo ya citado (6 meses).

    La deuda de Ivecol, la de Ciapacov, al sector salud y a muchos proveedores más no son tampoco de ese periodo; en consecuencia, el tema del endeudamiento que llega casi a los 3 mil millones de pesos reales o los mil 600 millones que reconoce el propio gobierno no fueron temas del dictamen, ni motivo tampoco de la aprobación.

    Segundo: En el año 2008, a raíz de que el propio gobierno dio a conocer la bursatilización de la deuda por 750 millones de pesos, expresé que era un endeudamiento sumamente alto, que no tenía precedentes en la historia de Colima y que iba a generar problemas en las finanzas, como sucedió y sucede.

    En diciembre de 2009, el licenciado Silverio declaró que había dejado una deuda de 700 millones, y el propio secretario de Finanzas lo desmintió diciendo que eran más de mil 200 millones, sin contar Ivecol y Ciapacov, lo que quiere decir que ésta llega a los mil 400 millones, que es el doble de lo que él anunció.

    El Órgano Fiscalizador informó el pasado 4 de mayo que la deuda hasta el 31 de diciembre de 2009, ascendía a mil 132 millones de pesos, únicamente la deuda directa.

    El gobernador del estado, Mario Anguiano, en el mes de enero de este año, en reuniones que sostuvo con los líderes de los partidos, dijo que la deuda al 31 de diciembre de 2009 era de mil 298 millones.
    El secretario de Finanzas, Francisco Osorio Cruz, declaró: “El gobierno del estado cumplirá en tiempo y forma los pagos que tiene pendientes de la deuda pública adquirida a corto plazo y que asciende a aproximadamente 400 millones de pesos y que se estará pagando en este 2010.

    “Francisco Osorio Cruz destacó que estos recursos se pagarán según lo establece el convenio que se realizó con las instituciones bancarias a las que se les pidió dicho recurso.
    “Comentó que por mes se está cubriendo una cuota de alrededor de 60 millones de pesos.

    “Osorio Cruz señaló que con las participaciones federales se pagarán los 200 millones de pesos, que también forman parte de esta deuda, correspondiente al empréstito que solicitó el gobierno estatal para cumplir con los compromisos de fin de año”.

    Las declaraciones del Órgano Fiscalizador, del señor gobernador y del secretario de Finanzas oficializan el endeudamiento heredado del gobierno anterior. Las cifras son claras, no las estoy inventando ni manipulando, tampoco los datos, y en consecuencia, yo no miento.
    Tercero: Yo he venido sosteniendo que la deuda que dejó Silverio Cavazos puede llegar a 3 mil millones de pesos, veamos:

    850 millones de deuda directa del gobierno del estado con Banobras y Banorte.
    260 millones de deuda indirecta de Ciapacov e Ivecol avalada por el gobierno.
    400 millones de deuda a corto plazo reconocida por el gobierno.
    200 millones de deuda por anticipo de participaciones.
    76 millones para completar aguinaldos.
    90 millones de adeudo que dejó a la Universidad de Colima.
    40 millones de adeudo de los Cendis del PT.
    10 millones de adeudo al programa de los Adultos Mayores.

    Lo anterior da un total de mil 926 millones de pesos, algunas de estas partidas se han estado pagando o abonando ya en el gobierno de Mario Anguiano, como son a los Cendis, participaciones, Adultos Mayores, universidad, etcétera, pero son adeudos que dejó la administración de Silverio Cavazos.

    Durante el gobierno de Silverio Cavazos se realizó una cuestionada licitación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales y se contrató por parte de Ciapacov con el aval de gobierno del estado el pago por concepto de saneamiento de 4 millones mensuales a 20 años, o sea, a 240 meses que multiplicado por 4 da un pago de 960 millones pactado a 20 años.

    Los mil 926 millones, más los 960 millones de la planta, más los adeudos a programas federales de recursos que no fueron depositados en su participación estatal, son el complemento para que la deuda que heredó Silverio al estado llegue a los 3 mil millones de pesos, yo no manipulo datos, cito únicamente las cifras oficiales que dan las

    Cuarto: Yo espero que las autoridades o los beneficiarios del endeudamiento, o los abajo firmantes de siempre (cámaras empresariales) desmientan estos números y den a conocer las cifras que defienden y avalan y demuestren con números y conceptos el endeudamiento que aceptan, reconocen y apoyan, porque yo no miento.

    Quinto: El argumento oficial es que adeudos de Ivecol y Ciapacov no son de gobierno, sino que únicamente el gobierno los avala, y si no pagan sí se hacen deuda del gobierno, el Ivecol no ha podido pagar sus adeudos y Ciapacov no ha podido pagar los 4 millones mensuales de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

    Sexto: Con estos números y argumentos yo no insulto ni difamo a Silverio Cavazos, únicamente he preguntado desde hace varios meses ¿por qué se endeudaron tanto? Si eso ofende a Silverio y lo toma como un insulto o como una campaña de desprestigio, lo conveniente es que informe o diga en qué se gastó tanta deuda.

    Lo que Silverio Cavazos hace en su última entrevista es desviar la atención con otros asuntos; yo en ningún momento lo he acusado de enriquecimiento ni de peculado, únicamente no le encuentro una explicación real, objetiva, tangible en obra pública o programas sociales que justifiquen el endeudamiento más grande en la historia del gobierno de Colima en sólo 4 años y medio, que ha provocado los graves problemas que por primera vez también enfrenta un gobierno que inicia, precisamente por el endeudamiento heredado.

    Séptimo: Silverio insulta la inteligencia de los colimenses, recurre a la ofensa y a la mentira a falta de argumentos que expliquen el endeudamiento, y dice: “El licenciado sabe muy bien que miente, porque el Órgano Superior de Fiscalización ya dijo a cuánto asciende la deuda, y en ella se incluye el empréstito adquirido para el pago de aguinaldos, luego de que no se tomaron las provisiones para cumplir con este compromiso de fin de año, como se ha hecho siempre. El mismo Fernando Moreno, a su salida, no dejó las provisiones para este pago, y Gustavo Vázquez tuvo que cubrirlo con un adelanto de participaciones”.

    En diciembre de 2003, el gobernador interino Carlos Flores pagó los aguinaldos sin ningún problema, jamás hubo inconformidad en ese tema, no hay queja de nadie en ese sentido y es falso que Gustavo pidió prestado para pagar aguinaldos, pues según consta en el Congreso del Estado, en todo 2004 Gustavo Vázquez no solicitó ningún préstamo, el propio Silverio era miembro del Congreso, y si tiene alguna prueba de los endeudamientos de Gustavo a principio de 2004, que la publique; de no hacerlo, estará mintiendo.

    Octavo: Silverio Cavazos aborda otros temas ajenos a la deuda con el ánimo de distraer y también de mentir, y dice:
    “Manifestó que toda esta información la conoce el mismo Moreno Peña, a quien dijo respetar como siempre, aunque es evidente que no hay una reciprocidad en ese sentido. Por el contrario, ‘recurre a la difamación y a la calumnia’”.

    Yo no lo difamo ni lo calumnio, el no aclarar lo de la deuda lo acusa, el monto de la misma es el más alto de la historia de Colima y eso es una verdad acreditada.

    Si el propio gobierno del estado en voz de Mario Anguiano acepta una deuda bancaria de mil 200 millones de pesos y 400 millones a corto plazo, está haciendo oficial una deuda de mil 600 millones de pesos, si esto es lo que el gobierno acepta y Silverio también, porque no ha negado este monto, quiere decir que 350 millones de deuda acumulada en 6 años de Carlos de la Madrid, en 6 años de mi gobierno y en un año de Gustavo, o sea, de 13 años, se pasó a una deuda de mil 600 millones de pesos, o sea, en 4 años y medio acumuló mil 250 millones, endeudó cada año en promedio 300 millones de pesos, es decir, en un año casi los de los 13 años de tres exgobernadores, eso es lo que no tiene explicación, y preguntar sobre ese tema no es difamar ni calumniar.

    Está claro, yo no miento.

    Mañana continuamos.

    www.aproposito2004.blogspot.com

    Compartir