PGJE: No Explotó la Granada que Arrojaron a las 2 Víctimas

    0

    COLIMA, COL., Las dos personas que murieron dentro de un restaurante de comida china eran originarios de Zapotiltic, Jalisco y se dedicaban a la compra y venta de casas. La PGJ informó que tres sujetos vestidos de negro ingresaron al inmueble y le gritaron a la gente que se tiraran al suelo, que no les iba a pasar nada, para luego accionar sus armas en contra de Oscar Mendoza Contreras (44 años)  y Arturo Sánchez Mendoza (40 años), quienes quedaron muertos en el lugar.

    (cuñados), fueron privados de la vida por disparos de arma de fuego (AK-47 Cuerno de Chivo), el pasado martes 27 de los corrientes a las 19:59 horas, en el interior del restaurante de comida oriental denominado Suntoyaki, que se ubica en el local No. 1, de la plaza comercial Litzy, en el fraccionamiento  Los Olivos, de esta ciudad capital.

    Luego de haber recibido una llamada telefónica de la central de emergencias (066), reportando los hechos se implemento un operativo conjunto en el que participaron el Ejército Mexicano, Policía de Procuración de Justicia, Policía Estatal Preventiva y Tránsito Municipal, quienes resguardaron el área en una distancia considerable, ya que se informó que los probables responsables habían lanzado una granada y no había detonado.

    Asimismo el ministerio público acompañado por el médico legista y personal de Servicios Periciales, acudió al lugar en cuestión para dar fe de lo ocurrido y ordenó el levantamiento de las primeras evidencias y el traslado de los cadáveres al SEMEFO para que se les practicara la necropsia de ley.

    HECHOS

    De las primeras investigaciones se desprende que Oscar Mendoza Contreras  y Arturo Sánchez Mendoza, (cuñados), llegaron al restaurante en cuestión a comer a bordo de un automóvil BMW, modelo 2010, color gris, con placas de circulación particulares JHE-3995, propiedad de Arturo.
    Una vez que se estacionaron ingresaron y los cuñados ocuparon el privado número dos, a las 19:45 horas, llegaron tres personas del sexo masculino y ocuparon una de las mesas cercanas a la puerta principal y luego de unos minutos salieron y caminaron con dirección al poniente, es decir hacia Villa de Alvarez.

    Minutos después retornaron vestidos de negro con chalecos antibalas y empuñando armas largas (cuernos de chivo), uno de ellos se quedó en la puerta principal apuntando a los presentes al momento que les decía “TRANQUILOS, NO PASA NADA, TIRENSE AL SUELO O AGANCHENSE”.

    Acto seguido las otras dos personas se dirigieron al privado No. 2, donde estaban los cuñados y sin mediar palabra alguna comenzaron a disparar muriendo en el instante, después  uno de ellos sacó una granada y se las lanzó y salieron corriendo.

    Luego se subieron a una camioneta Jeep, tipo Cherokee, línea SRT8, de modelo reciente, color negra con vidrios polarizados, donde los esperaba un cuarto cómplice al frente del volante y emprendieron la huída.

    OFENDIDOS

    Arturo Sánchez Mendoza, tenía 44 años de edad, casado, ocupación constructor, venta y arrendamiento de bienes inmuebles, originario de Zapotiltic, Jalisco y vecino de esta ciudad capital, con domicilio en la calle Ignacio Sandoval.

    Oscar Mendoza Contreras, tenía 40 años de edad, casado, ocupación constructor, venta y arrendamiento de bienes inmuebles, originario de Zapotiltic, vecino de esta ciudad capital, con domicilio en el fraccionamiento Residencial Esmeralda.

    PROBABLES RESPONSABLES

    1.- De aproximadamente 35 años, de estatura alta, pelo corto, complexión delgada, tez morena clara, sin barba ni bigote, vestía playera tipo polo a rayas verticales y pantalón de mezclilla.

    2.- De 28 años, estatura media, complexión delgada, tez morena, portaba una gorra negra y vestía una playera color negro.

    3.- De estatura baja, tez blanca, complexión delgada, cabello castaño corto y ondulado, con barba saliente, vestía camisa negra con letras rojas bordadas en los lados de la espalda.

    Cabe señalar que el día de hoy  la granada fue detonada por elementos del Ejército sin incidente alguno. El ministerio público con el auxilio de la policía de procuración de justicia del estado, continúa con las investigaciones para localizar y detener a los probables responsables.

    Compartir