Le dan Formal Prisión por Tentativa de Homicidio

    0

    En su denuncia el Juan Cobian Contreras, señaló que el pasado 17 de mayo se despertó y le dijo a su pareja que tenía ganas de desayunar menudo por lo que se fue a buscar donde vendieran en al población del Colomo.

    Agregó que se subió en su moto y se fue a buscar menudo, dijo que cuando pasaba frente a la casa de una conocida le llamó y se estacionó a las afueras de la vivienda y comenzaron a dialogar sobre diversos temas.

    Señaló que la señora le dijo que le iba a pagar los gallos que le había dejado encargado a uno de sus hijos, a lo que el lesionado le manifestó que no se preocupara, que ya sabía quien se los había robado.

    Manifestó que minutos después salió del interior de la vivienda el probable responsable Rogelio Barragán Villanueva, y le dijo que no se fuera que su hijo le había dejado un encargo con él.

    A los pocos segundos salió Rogelio empuñando en su mano derecha una pistola y sin darle tiempo a nada, la accionó en varias ocasiones haciendo blanco en su humanidad por lo que cayó de la moto.

    Dijo Juan Cobian que como pudo logró incorporarse, observando que sangraba de diversas partes del cuerpo y caminó hasta la esquina donde le brindaron ayuda y a los pocos minutos llegó una ambulancia de la Cruz Roja, para trasladarlo a un nosocomio donde recibió atención médica.

    En su confesión Rogelio Barragán Villanueva, señaló que su hijo quien había trabajado durante algunos meses con Juan Cobián Contreras, ayudándole en la crianza de gallos de pelea.

    Manifestó que después de varios meses de que no sabían donde estaba su hijo, éste apareció y le manifestó que había tenido problemas muy serios con su patrón (Juan Cobian), por lo que desde ese día que dialogaron se quedó inquieto.

    Explicó que el día de los hechos estaba en su casa cuando llegó su víctima a bordo de una motocicleta y le preguntó por su hijo a lo que le contestó que el debería de saber donde estaba porque seguía trabajando en su rancho.

    Pero luego le dijo a Juan Cobian, “espérame aquí, mi hijo te dejó un recado con migo y  me metí al cuarto, saque un revolver calibre 38 y lo accione en varias ocasiones sobre Juan, quien cayó el suelo luego se levantó y se fue caminando hasta la esquina.

    Dijo que minutos más tarde llegó la policía y lo detuvieron para trasladarlo a las instalaciones de la PGJE en Manzanillo y lo pusieron a disposición del ministerio público.

    Compartir