Las Causas del Gasolinazo

0

Por: Mario Acevedo Manzano

El verdadero motivo por el aumento al precio de las gasolinas es cubrir el déficit fiscal del Gobierno de Peña Nieto, está comprobado, el gobierno federal priista es un mal administrador de la riqueza publica de los mexicanos, con el gasolinazo, pretenden estabilizar las finanzas públicas. Le explico más los anterior estimado lector, mire usted; un uso  responsable de los ingresos fiscales equivale a mantener el equilibrio entre ingresos-egresos y cero déficit fiscal, los gobiernos panistas anteriores de Fox y Calderón, lograron estabilizar las finanzas públicas guardando la igualdad entre ingresos-egresos, no se necesita ser mago de las finanzas para hacer un buen gobierno, lo necesario es simplemente cumplir con este elemental principio de igualdad.

Los excesos de gasto provocan un aumento en la deuda pública, por ello, en los cuatro años de gobierno de Peña, la deuda publica aumento en un equivalente a 15 puntos del PIB en números absolutos es un aproximado a los tres billones de pesos al pasar de 35 puntos a más de 50 hasta la fecha ¿Cómo la ve? Por lo visto, el gobierno federal es un mal administrador de los impuestos que pagan los mexicanos.

Desde el momento en que no les cuadraban los números, proceden a aumentar las contribuciones de los mexicanos al gobierno, estas contribuciones son en impuestos o aumento de los precios de los bienes y servicios del gobierno, la gasolina entre estos, y una vez más se dan las contradicciones, ¿recuerda usted que el entonces secretario de hacienda Luis Videgaray, después de promulgada la reforma financiera pasada, dijo que ya no habría más impuestos durante el sexenio peñista? Pues, ahí está, no fue aumento de impuestos, pero si un aumento en las contribuciones al gobierno, o sea, nos hacen nagos y nos dan atole con el dedo cuando, cuando efectivamente, no aumentan impuestos, pero si las contribuciones con el aumento al precio de la gasolina.

El Poder ejecutivo federal representado por Peña Nieto, tiene un gran cómplice que le permite este tipo de jugarretas y es el Congreso de la Unión, ellos los Diputados federales, aprobaron los presupuestos de ingresos-egresos del gobierno federal para 2017, en que parte de la Ley de Ingresos están los ingresos extraordinarios que representan el aumento en los precios de los energéticos producidos por el Estado por conducto de Pemex, de seguro, se le olvido a los Diputados incluir en la Ley de Ingresos del gobierno federal por el aumento a las gasolinas, o lo que es peor, dejan al gobierno federal la discreción de utilizar los ingresos extraordinarios a su antojo y no son capaces, o no existen los mecanismos para controlar los ingresos extras de gobierno, si es así, entonces, ¿para que carajos sirve un Congreso federal que no es capaz de controlar los gastos del gobierno?

El impacto social y político por el aumento de los energéticos es terrible, da la sensación que, los mexicanos estamos a merced del gobierno y puede hacer lo que le venga en gana e imponer contribuciones a su antojo para salvar al gobierno, es un hecho, no le importa a Peña Nieto el sentimiento de los mexicanos y a cualquier costo quiere terminar bien su gobierno. Queda demostrado el gobierno federal no sabe administrar la riqueza de los mexicanos al tener al país, al borde de la quiebra económica por gastar más de lo que recibe.

Ya es tiempo de pesar en nuevas relaciones de los Estados de la Republica con el Gobierno federal y no entregarle el 80% de los impuestos que se recaudan en cada territorio estatal para que el gobierno federal haga mal uso de ellos y endeude de manera irresponsable a todos los mexicanos, Peña Nieto se va ir en menos de dos años y va a dejar un gobierno quebrado como Mario Anguiano dejo al gobierno de Colima. Cada estado de la república debe administrar su riqueza fiscal y, al igual que un Padre que le da a un hijo la administración de la riqueza familiar y el hijo no sabe administrarla y la despilfarra, el padre le retira el uso del dinero y lo distribuye equitativamente en toda su familia.

Nos hace falta un nuevo federalismo fiscal en donde las contribuciones al fisco se repartan de manera más equitativa entre el gobierno federal y las entidades de la república y evitar las crisis del gobierno federal y sus repercusiones en los territorios estatales.

Notas cortas

El pueblo no se equivoca, hasta antes del gasolinazo Peña Nieto tenía un menos del 30% de aceptación de los mexicanos a su gobierno ¿a cuánto se desplomara en el próximo año? Los Morenistas y Panistas se están frotando las manos, todo parece indicar que el PRI saldara de Los Pinos en el 2018

Se nos adelantó el  Sr. Manuel Amezcua Rincón distinguido amerítense quien toda su vida la  entrego al trabajo, descanse en paz y mis condolencias y pésame para su familia.

Compartir