La Panga

0

Colima utilizó mal el dinero de la educación de 2012 a 2014: ASF

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

La educación es un derecho para los hijos desde el preescolar, primaria y secundaria, pero también  es una obligación que los padres deben darle puntual seguimiento. El Artículo Tercero legitima ese derecho, mismo que a su vez se convierte en ley y esta se adecua de acuerdo a la entidad federativa que recibe un presupuesto basado en la estadística que es un indicador de la necesidad del servicio educativo.

Existen diversas acciones y programas que se realizan en todo el país para que la educación llegue a todos los rincones de México y esto incluye a las zonas urbana, rural e indígena. Para ello se destina un presupuesto para que se ejerza en cada estado y que buscan como resultado final, abatir el rezago educativo y elevar la calidad de la enseñanza que se ofrece en las escuelas de educación pública. Y es muy importante aclara que dicho presupuesto se debe destinar al 100 por ciento en el sector educativo.

Existe un organismo encargado de detectar anomalías en cada entidad federativa, me refiero a la  Auditoría Superior de la Federación quien ha presentado denuncias penales para quienes incurrieron en el mal uso de los recursos públicos o en el desvío de los mismos. Y es que de acuerdo con los informes de la ASF se encontraron en Colima irregularidades por 420 millones 430 mil 600 pesos. A continuación presentaré a usted los datos que están circulando en todos los medios informativos y en donde nuestra entidad forma parte del listado:

“La Auditoria Superior de la Federación detectó irregularidades en el manejo de recursos económicos del desaparecido Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) por más de 420 millones 430 mil 600 pesos en el Estado de Colima”. Y es importante señalar que la ASF realizó auditorias en todos los estados del país sobre el uso de dicho fondo en los periodos del 2012 al 2014.

Pero eso no quedó ahí, las irregularidades detectadas llevaron a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a presentar nueve denuncias penales, por delitos cometidos desde 2012 hasta 2014 contra los estados de Colima, Oaxaca, Michoacán, Sinaloa, Tabasco y Chiapas.

En auditorías practicadas en todo el país al FAEB de 2012 a 2014, la Auditoria Superior de la Federación (ASF), a dos años de haber cerrado este Fondo, detectó “un daño patrimonial por siete mil 886 millones 643 mil 500 pesos, porque los estados de Colima, Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Sinaloa y Tabasco utilizaron esos fondos para pago de aviadores, deudas de otras partidas y para cubrir sus acuerdos sindicales”.

El FAEB fue uno de los Fondos federalizados que todos los gobiernos estatales usaron como caja chica para cubrir otros gastos y hace dos años se transformó en el Fondo de Operaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo, que administra centralmente la SEP.

Las nueve denuncias penales involucran un total de siete mil 886 millones 643 mil 500 pesos; pero el 60.7% de ese dinero involucra sólo a dos entidades, Oaxaca y Michoacán, pues juntas suman daños patrimoniales por cuatro mil 792 millones 753 mil 700 pesos (…)

Con base en la información de la ASF, que puede ser consultada en su sitio web, como resultado de la revisión de las cuentas públicas del 2012, donde usted amable lector puede ver los resultados por entidad y de acuerdo a los datos que circulan, la auditoría 578 mostró que el gobierno de Colima incurrió en la misma irregularidad, pero por un monto de 420 millones 430 mil 600 pesos y la auditoría 571 aplicada al gobierno de Chiapas detectó el mismo delito, por un monto de 973 millones 308 mil 500 pesos.

Y como efecto de la revisión a la Cuenta Pública 2014, detectó en la auditoría mil 74, que el gobierno de Oaxaca utilizó mil 66 millones 661 mil 100 pesos para cubrir las comisiones sindicales que exigió la CNTE, sin que existiera sustento legal para autorizarlas, señala parte de la auditoría practicada por la ASF.

Hasta ahí los datos y debo decir que por falta de espacio omití los de otras entidades señaladas en el documento. Es una verdadera vergüenza que se utilicen los recursos en otros fines, es de llamar la atención los conceptos de pagos que los desvíos de recursos muestran, pago de aviadores, acuerdos sindicales y lo peor, en los casos donde la CNTE tiene mayor presencia y de donde se promueve la disidencia magisterial y los paros de labores, es donde está el 60.7% de ese daño patrimonial ¿Qué acaso no son ellos quienes se desgarran las vestiduras en aras de justicia social y educativa?

Como ciudadana y madre de familia exijo que los responsables regresen el recurso que le robaron a la educación en el estado, como maestra mi rechazo a quienes haciendo uso indebido de los recursos, limitaron que el magisterio tuviera mejores condiciones de trabajo en sus planteles y por qué no, una mejor remuneración por el trabajo que ha sido reconocido en evaluaciones diversas; ¡Basta ya del saqueo insaciable a la educación!

Y esos datos querido lector, sólo es la auditoría practicada al Fondo FAEB, me pregunto ¿es todo o aún hay más? Ya veremos… al tiempo.

Compartir