Jim Morrison, a 44 años de su muerte

0

Tello Vázquez|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- Un día como hoy  pero de 1971, fue encontrado muerto en la bañera del departamento que habitaba en el barrio  Le Marais en París, Francia, James Douglas Morrison, artísticamente conocido como Jim Morrison, cantante, compositor, cineasta, poeta y líder de la banda de rock “The Doors”.

Morrison es uno de los más populares e influyentes cantautores de la historia del rock. El catálogo de The Doors se ha convertido en una fuente básica para las estaciones de radio que transmiten rock clásico.

Jim Morrison es ampliamente considerado como el prototipo de estrella de rock; fue hosco, sexy, escandaloso y misterioso. Los pantalones de cuero que le gustaba usar tanto en el escenario como fuera de él, ya se han convertido en el estereotipo de ropa de estrella de rock.

Debido a su composición, voz, personalidad salvaje y el desenvolvimiento en el escenario, es considerado por críticos y fans como uno de los cantantes más icónicos e influyentes en la historia de la música rock.

Morrison era conocido por improvisar pasajes de poesía en palabra hablada mientras la banda tocaba en vivo. Una de sus actuaciones más recordada fue el  9 de diciembre de 1967; The Doors realizaba un concierto en la Arena de New Haven, Connecticut,  cuando este fue terminado abruptamente ya que  Morrison fue detenido por la policía local debido a que había tenido relaciones sexuales con una chica detrás del escenario, en un cuarto de baño, antes del inicio del concierto.

Morrison fue confundido por un policía como uno más de los asistentes al concierto y fue rociado con gas pimienta, posteriormente el policía se disculpó  al reconocerlo, pero durante el concierto, Morrison siguió fustigando y retando a los policías que resguardaban el lugar, llamándolos “cerdos azules”, frase que desató la ira de la fuerza policíaca; lo arrestaron y fue llevado a una comisaría local, fotografiado y fichado por cargos de incitar a un motín, la indecencia y obscenidad pública.

Los cargos contra Morrison, se retiraron varias semanas más tarde por falta de pruebas.

 

THE DOORS EN MÉXICO

Jim Morrison y The Doors tocaron en México en 1969, pero como todos los conciertos de grupos grandes de aquella época, siempre tenían algo extraño, y el de The Doors no fue la excepción.

Para empezar, vinieron después de su famoso incidente en Miami, y por lo que dicen ya casi nadie se animaba a contratarlos por miedo a que Jim hiciera otro de sus desmanes; así que cuando les ofrecieron venir a tocar a México, no lo vieron con tan malos ojos.

Uno de los que los invitaron a tocar en México era uno de los Hermanos Castro, la propuesta inicial era que tocaran en la Plaza de Toros México, así que The Doors se entusiasmaron con venir, pero no contaban con  que el gobierno de ese entonces, no les permitió que tocaran ahí, ni en ningún otro estadio o plaza, ya que un año antes, habían pasado los incidentes del Movimiento Estudiantil del 68, en el que murieron miles de estudiantes a manos del ejército, así que no querían ningún problema con jóvenes, sobre todo al tener conocimiento de la fama que arrastraba el grupo. De tal manera que avisaron al representante del grupo que no podían tocar en La Plaza de Toros, pero que lo harían en un salón para mil personas aproximadamente, llamado “El Forum”, propiedad de uno de los Castro.

Morrison rechazó la oferta, sin embargo, al carecer de propuestas de conciertos en USA, tuvieron que aceptar venir a México.

En cuanto a los conciertos, se dicen muchas cosas, unos dicen que estuvieron a la altura del mito, otros dicen que decepcionaron, cuentan los que tuvieron el privilegio de asistir que Jim lucía bastante descuidado, que incluso no lo reconocían ya que llevaba una barba bastante abundante y desaliñada con una camisa hawaiana ridícula.

En uno de los conciertos, al presentarse, dijo: «¡Y yo soy Fidel Castro!», en pocas palabras, al parecer el público esperaba que Jim hiciera alguno de sus «numeritos», pero ese momento nunca llegó, cantó bien, el grupo sonó bien, pero ese «algo» nunca llegó.

Jim Morrison tuvo como influencia musical a Elvis Presley y Frank Sinatra, en el plano literario a Wallace Stevens, Charles Baudelaire y Arthur Rimbaud.

Jim  Morrison se ubicó en el número 47 en la lista de Rolling Stone de los «100 mejores cantantes de todos los tiempos», y el número 22 en los «50 mejores cantantes de Rock» de la revista Classic Rock.

Ray Manzarek, tecladista del grupo, alguna vez dijo que Morrison “personificó la rebelión de la contracultura hippie”.