¿SE ROMPE EL PACTO POR MÉXICO?

    0

    Todos los días somos testigos de acuerdos comerciales entre empresas de todo tipo, las personas se casan en común acuerdo, los países deciden firmar acuerdos como el de Kioto, para reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera o pactan no agredirse después de una guerra.

    Todos esos pactos tienen una característica común, no son para siempre, ni están a prueba de crisis, llámese económica, emocional, de violencia o empresarial, etc.

    Los acuerdos políticos como el llamado PACTO POR MÉXICO, son a voluntad expresa de los dirigentes cupulares de los partidos –aunque no de todos- del país, como ejercicio democrático es positivo, siempre y cuando se lleguen a acuerdos en beneficio de la población.

    A poco más de 4 meses de haberse firmado este pacto, con resultados favorables para el gobierno federal y su representante Enrique Peña Nieto, quien ha logrado lo que ningún presidente desde Carlos Salinas de Gortari había hecho, reformar la constitución de manera sustancial.

    Las reformas laboral, educativa y a las telecomunicaciones, fueron avaladas por los tres principales partidos en México: PRI, PAN y PRD, aunque los alcances de esas iniciativas todavía no se conocen, porque siempre existe la duda sobre los beneficios para la población en general, siempre que se hablan de “las reformas estructurales”, parece más un mandato o presión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que de los cambios que requiere el país.

    ¿Por qué se romperá el Pacto por México? Porque por principio no se puede separar lo político de lo electoral, quien crea lo contrario, vive en otro país.

    Los tres partidos firmantes del pacto de antemano sabían que esa firma duraría unos cuantos meses, de ahí la prisa de sacar el mayor número de reformas posibles, ya que las elecciones de mitad del año polarizarían las acciones de los partidos.

    Veracruz es el pretexto ideal, más allá de las grabaciones de los funcionarios del Gobierno estatal, sabemos que todos los programas como Oportunidades –por más candados que tengan- o Procampo, son acciones electoreras, que son aprovechados, exprimidos y manipulados por todos los partidos que alguna vez han ostentado el poder federal, estatal o municipal.

    El anuncio-chantaje del dirigente del PAN, Gustavo Madero Muñoz de romper con el Pacto por México y ya no avalar ningún otro acto público a nadie debe sorprender, las reformas que los panistas querían que se aprobaran ya están a flote, lo que venga ya es ganancia y de los resultados de esas reformas, sobre todo las negativas serán aprovechadas por el PAN para denostar al PRI y a su gobierno. Al tiempo.

     

    Compartir