IGLESIA ALIMENTA LA IDEA DE QUE VIOLACIONES SON CULPA DE MUJERES

    0

    Hoy, en rueda de prensa, el grupo presentó el capítulo 10 de la serie Catolicadas, titulado “Goooool!”. En este nuevo capítulo se muestra la indiferencia y la falta de misericordia de la jerarquía de la iglesia católica ante la violencia sexual, pues mientras Sor Juana lee indignada una noticia sobre el aumento de la violencia sexual en México, el Padre Beto mira un partido de fútbol y el único comentario que expresa al respecto es para culpabilizar a las mujeres al afirmar que la manera provocativa en la que se visten incita a los hombres al pecado.

    “Lamentablemente, esta afirmación la ha hecho la jerarquía de la iglesia católica en reiteradas ocasiones, fomentando la misoginia en la sociedad mexicana. Este tipo de declaraciones discriminatorias y poco respetuosas, alimentan la idea de que las mujeres son las causantes de todos los males, y que los hombres no tienen la capacidad para controlar sus instintos animales. Afirmaciones como éstas han tenido un impacto negativo entre algunos prestadores de servicios de salud y procuradores de justicia en los ministerios públicos, quienes bajo la influencia de este prejuicio tratan muy mal a las mujeres que se acercan a solicitar la interrupción legal del embarazo (ILE) a la que tienen derecho cuando éste es producto de una violación, les obstaculizan la prestación de los servicios y las culpabilizan”.

    “En muchas ocasiones estos funcionarios hacen un mal uso de su objeción de conciencia pues no cumplen con la obligación que tienen de referirlas oportunamente a los servicios adecuados en los casos que marca la ley, si es que después de un riguroso ejercicio de autoreflexión, su conciencia no les permite atender la solicitud de las mujeres que solicitan ILE. Como servidores públicos, están obligados a acatar el marco jurídico y sus disposiciones independientemente de sus creencias religiosas, están obligados a seguir la ética que les corresponde como integrante de un servicio público”.

    “En contraposición con esta postura, la feligresía católica demuestra una actitud más humana hacia la realidad que viven las mujeres que han sido víctimas de una violación sexual. De acuerdo a la Encuesta de Opinión Católica 2010, el 66% de la población católica apoya el aborto en caso de una violación, mientras que el 83% opina que las clínicas públicas de salud deben ofrecer gratuitamente las pasillas anticonceptivas de emergencia a las mujeres que han sido violadas, de igual forma, el 87% está de acuerdo con que los libros de texto gratuito incluyan el tema de la prevención de la violencia contra las mujeres, niñas y niños”.

    El capítulo 10 puede ser visto en la siguiente dirección:

    http://www.youtube.com/user/catolicasmexico?feature=results_main

     

    Compartir