EXPLOSIÓN EN DUCTO, ¿ACCIDENTE O IRRESPONSABILIDAD?

0
La Panga

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz
No podemos estar ajenos ante la desgracia humana, ante el dolor que provoca una tragedia y a la pérdida de decenas de vidas humanas; a todo México conmocionó la noticia de la explosión del ducto de combustible localizado en el municipio de en Tlahuelilpan, Hidalgo, y de acuerdo con la información de las autoridades locales, personal de Pemex y miembros del Ejército mexicano, se dirigieron la tarde del viernes a Tlahuelilpan para sellar una toma clandestina que desencadenó un derrame.
Sin embargo, en su intento de resguardar la zona, la situación se complicó. En el lugar se encontraban un aproximado de 350 pobladores, mismos que se conglomeraron en el área con el fin de tomar combustible de los charcos que se hicieron en las canaletas de las parcelas cercanas a la toma ilegal.
La Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo informó en un desplegado que recibió el reporte de la fuga a las 17:04 horas del viernes, por lo que al lugar acudió personal de seguridad del municipio, de la Agencia de Seguridad Estatal, así como de personal de Protección Civil y Bomberos; fue hasta las 19:10 horas que la Agencia de Seguridad Estatal informó sobre la explosión.
El sábado la cifra de muertos era de 74 y ya se encontraban investigando los hechos la PGR; mientras tanto, la reportera Joselyn Sánchez, del diario “AM Hidalgo”, circuló un video que mostraba la primera tragedia relacionada al tema del huachicoleo, posteriormente fue entrevistada por “El Universal” y cito elementos muy importantes para valorar el resultado de este trágico suceso:
“En mi carrera he visto a muchas personas calcinadas, pues en Hidalgo es común los casos de fugas o incendios en tomas clandestinas.
“Por la tarde un amigo me reportó que había pobladores del municipio de Teltipán recolectando en bidones y botellas el combustible que salía de una toma clandestina, este municipio está cercano a Tlahuelilpan, lugar en donde ocurrió la explosión. Al principio estaban almacenando en zanjas el combustible, alguien picó el ducto y comenzó a salir un chorro como fuente, pero debido a la presión del ducto, se empezó a alzar más, minutos después arribaron más personas y picaron por segunda ocasión el ducto, con la finalidad de hacerlo más grande.
“Había muchas personas, adultos, mujeres, niños y adolescentes, con garrafones, incluso se acercaban camionetas para poder cargar. Fue entonces que comenzaron a jugar, a hacer borlote en donde se encontraba el combustible, brincaban, se reían y echaban relajo, se mojaban con el combustible y reían, les parecía gracioso, muchos lo hacían.
“Posteriormente, al caer la tarde y al arribar los militares, se prendió la toma, liberando una llamarada que se extendió de izquierda a derecha, alcanzando a los pobladores que se encontraban en el lugar, quienes envueltos en llamas corrían por la parcela. Los primeros en llegar fueron los bomberos y Protección Civil de Tlahuelilpan, vi a personas fumando en el área de la toma sin ninguna precaución, algunas personas comentaron que habían sido los militares quienes habían provocado el incendio, porque fue casi de forma inmediata en que ellos se meten y la toma clandestina se prende; a pesar de que aún no exista una versión oficial de los hechos. Tras la explosión, los cuerpos de seguridad no dejaron que me acercara”.
Hasta ahí el testimonio de una reportera que deja al descubierto la forma tan irresponsable de los pobladores, quienes decidieron acercarse a una toma clandestina para sustraer combustible, de hecho hicieron una segunda perforación de forma irresponsable tenían niños y adolescentes jugando a bañarse con el combustible que con la presión del ducto bañaba a todos. Tuvieron tiempo para hacer zanjas, para meter camionetas, había gente fumando, por lo cual esto no puede ser considerado un accidente, un hecho que de forma inesperada se prendió y originó esta desgracia.
Debemos aprender a llamar a las situaciones por su nombre, se llama robo de combustible, en donde deben pinchar un ducto para poder obtenerlo, de forma irresponsable los adultos estaban poniendo este mal ejemplo a los niños y adolescentes que se encontraban en el lugar, con la anuencia de sus madres.
No se requiere ser científico para saber el alto riesgo que representa sustraer combustible de una toma, ni tampoco se requiere ser experto para desconocer que si el combustible está en suelo, y la gente en modo de juego se baña en él, no estén expuestos al riesgo inminente de un incendio.
Esta tragedia pudo prevenirse y resulta ridículo el pensar que el Ejército que llegó a resguardar la zona hubiese tenido alguna intención de iniciar el incendio, no le busquemos más al tema. Se llama negligencia de los pobladores, que lamentablemente causó la muerte de 85 personas.
LOS REMOS DE LA PANGA
REMO 1: Grandes esfuerzos realiza el Sector Educativo en coordinación con el Sector Salud, para desde la escuela cuidar la calidad de los alimentos que los alumnos consumen; es a través del “plato del buen comer” y la “jarra del buen beber” donde miles de alumnos están encontrando hábitos alimenticios para prevenir desde edades tempranas el sobrepeso y obesidad.

REMO 2: Corre la versión de que el regidor independiente Carlos Arellano Contreras, solicitará licencia para separarse del cargo en los próximos días, en su lugar quedará Guillermo Ramírez. Se dice que Arellano y su Fuerza Ciudadana realizarán trabajo de operatividad política en las elecciones que se realizarán en Puebla y Baja California Norte.

Compartir