En plena pandemia, la hija de Alejandro Fernández contrajo matrimonio

0

CN COLIMANOTICIAS

Jalisco.- Alejandro Fernández se convirtió en suegro. El hijo de la leyenda del regional mexicano, Vicente Fernández, entregó este fin de semana en el altar a su hija Camila Fernández Guinart, en una boda secreta que sorprendió a todo México. La joven de 22 años contrajo nupcias con Francisco Barba Casillas, su novio desde hace nueve meses, y del cual aseguró algunas semanas “estar plenamente enamorada”. Ni la pandemia pudo evitar que esta historia de amor tuviera un final feliz, y aunque a la ceremonia solo asistieron familiares y amigos cercanos a la pareja, varios medios de comunicación lograron colarse a este evento.

El enlace matrimonial se realizó en la Parroquia de San Martín de Porres en Guadalajara, Jalisco bajo estrictas medidas de higiene y con una temática charra como le gusta a la dinastía Fernández. De acuerdo a las imágenes que circulan en redes sociales, Camila entró a la iglesia del brazo de su papá, quien se mostró feliz y portó un traje charro de gala, la también cantante lució un hermoso de novia strapless de encaje, y lo completó con un velo que iba acompañado por una tiara. Por su parte, el novio llegó a caballo, ya que también pertenece a una familia de charros.

Al final de la ceremonia que se realizó a las 18:00 horas del pasado sábado, «El Potrillo» salió por una puerta alterna de la parroquia para no ser abordado por la prensa. De acuerdo con algunos medios, después de la unión religiosa se llevó a cabo una recepción íntima y significativa para celebrar  a los nuevos esposos.

A pesar de la magnitud del evento, el gran ausente fue Vicente Fernández, pues la dinastía optó por cuidar su salud y no exponerlo ante el brote de COVID-19. En su representación, Doña Cuquita, esposa del ícono de la música mexicana, sí acudió y al igual que Alejandro, se mostró muy contenta e incluso platicó con algunos medios de comunicación a su llegada a la parroquia en donde deseó lo mejor a la pareja.

La boda como era de esperarse ha sido muy criticada en redes sociales debido a que la joven se casó por la iglesia y luego celebró en una recepción que albergó a más de 150 invitados, y por supuesto no respetaron la sana distancia.

Con información de Vanguardia, Infobae y El Debate