Embarra Gobernador de Jalisco a su Homólogo de Colima

    0

    En entrevista con Pedro Ferriz, para la primera emisión de Imagen Informativa, González Márquez señaló que su error no son las donaciones de dinero del erario a grupos particulares, sino el hacerlas públicas y transparentes.

    “La única diferencia con lo que ocurre con todos los estados es que yo lo hago a la luz del día y esa es mi culpa. Esa es mi gran falta. Yo me he estado reuniendo con gobernadores para efectos de la Conago (Conferencia Nacional de Gobernadores) y varios de ellos, uno me autorizó que dijera quien y otros no me han autorizado y no lo voy a decir, pero me dicen: ‘hombre, si nosotros reparamos las Iglesias”, expresó.

    Cuestionado por el periodista, el mandatario jalisciense reveló que se trata del mandatario colimense Silverio Cavazos Ceballos.

    “Un buen amigo mío, Silverio Cavazos, de Colima, me dijo: ‘hombre tú diles que también yo lo hago, se ha hecho siempre y se hace en todos lados’, ¿qué diferencia hay? Que yo no ando ocultando esas decisiones”, insistió.

    Al defender las aportaciones que ha realizado en poco más de un año de gobierno, negó que los 15 millones de pesos, entregado la noche del pasado miércoles durante el Banquete del Hambre (organizado por el Banco Diocesano de Alimentos de Guadalajara) haya sido destinado a algún organismo católico.

    A pesar de la información difundida por el propio gobierno del estado, publicada por Excélsior el pasado jueves, el funcionario señaló que el organismo beneficiario no está vinculado con la Iglesia católica, a través de Cáritas.

    “No es diocesano, es Banco Mexicano de Alimentos A.C. El cheque no salió a nada diocesano y ese sí lo vi yo.

    “Por supuesto que no (tiene que ver con la religión católica), ese banco de alimentos tiene que ver con más 130 mil pobres que en este momento en Jalisco están recibiendo comida”, respondió.

    Explicó que un empresario tapatío en el Mercado de Abasto comenzó este banco de alimentos como “un intermediario entre quienes tiene el excedente (de alimentos) y a quien le hace falta comida”.

    Sin embargo, el comunicado difundido la noche del miércoles, en el que se omitieron las groserías del gobernador, señala claramente que el Banco Diocesano de Alimentos de Guadalajara es uno de los beneficiarios, así como el organizador del evento.

    Sobre los 90 millones de pesos que donará para la construcción del Santuario de los Mártires, reiteró que el proyecto aumentará el turismo religioso en el estado.

    Reveló que habló sobre el tema con el secretario de Turismo federal, Rodolfo Elizondo Torres, a quien le explicó que en México hay 25 santos, de los cuales 21 están en Jalisco, de ahí la importancia de impulsar ese sector.

    Cuestionado sobre la presencia del arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, a quien se dirigió en su discurso, en el evento, González respondió: “hombre, pero al cardenal lo vemos en todos lados que lo invitan”.

    Esa noche, el gobernador se refirió a los opositores a sus donaciones con una serie de groserías.

    “Yo tengo poco de gobernador, pero a lo mejor ya se dieron cuenta que a mí lo que algunos poquitos dicen me vale madre, así de fácil (…) Digan lo que quieran, perdón señor cardenal (Juan Sandoval Íñiguez) chinguen a su madre”, exclamó y arrancó aplausos.

    Esa frase se convirtió en un tono para celular que ya circula prácticamente por toda la ciudad de Guadalajara, el gobernador González bromeando dijo que podría cobrar regalías y donarlas al DIF.

    “¿Sabes a quién no le he hablado Pedro (Ferriz)?, a mi mamá, ya sabrás la regañiza que me va a poner”, argumentando que esa no es la educación que se le dio.

    Finalmente, el panista se dijo gustoso porque las críticas contra él han sido “por mis dichos y no por mis hechos”.
    Tras justificar sus actos, el mandatario jalisciense aseguró que su falta es hacer las donaciones a la luz públicaGUADALAJARA.- Para tratar de justificar las donaciones en favor de organismos vinculados con la Iglesia católica, el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, aseguró que otros mandatarios también lo hacen y citó como ejemplo a su homólogo de Colima, Silverio Cavazos Ceballos.

    En entrevista con Pedro Ferriz, para la primera emisión de Imagen Informativa, González Márquez señaló que su error no son las donaciones de dinero del erario a grupos particulares, sino el hacerlas públicas y transparentes.

    “La única diferencia con lo que ocurre con todos los estados es que yo lo hago a la luz del día y esa es mi culpa

    Compartir