EDUCACIÓN INTEGRAL PARA UNA VIDA SALUDABLE A GUARDERÍAS DE LA SEDESOL

    0

    Las facultades de Psicología, Economía, Medicina y el Centro de Investigación Multivariante Aplicada (CIEMA) fueron quienes participaron en esta intervención, que impactó sobre todo en la salud social y emocional de los niños y niñas de 40 estancias infantiles de todo el estado.

    El proyecto se llamó Educación Integral para una Vida Saludable. Para lograrlo se implementaron talleres sobre cómo prevenir el abuso sexual infantil; consumo y cultivo de productos naturales, disciplina con amor y activación física. El resultado fue exitoso, según lo expresaron alumnos y docentes al concluir y hacer una retroalimentación de los trabajos.

    “Además de lo aprendido en el aula aplicamos el conocimiento constructivo, porque no todo está en los libros, y pudimos ver las pequeñas cosas que también nos aportan para formar las bases de nuestra intervención”, dijo Claudia Alejandra Celis Díaz, alumna de Psicología, quien reconoció un crecimiento en su persona.

    El que ellos se pudieran sentir capaces de aplicar conocimientos que adquirieron en su proceso formativo y de ver los beneficios de los talleres, es lo más significativo de la intervención, según lo expresó la profesora de la Facultad de Psicología, Claudia Márquez González, quien participó como coordinadora de módulo junto con cuatro docentes de las otras dependencias.

    La intervención, que contó con un apoyo financiero de 687 mil 920 pesos, surgió a raíz de una necesidad y solicitud de la SEDESOL. La maestra Leticia Villareal Caballero, profesora de la Facultad de Psicología, sugirió que sería mejor involucrar la participación de este grupo interdisciplinario, conformado principalmente por estudiantes de séptimo y noveno semestre.

    Dentro del éxito del trabajo, se experimentó un alto compromiso de los alumnos, quienes se interesaron más al conocer el alcance del programa, que duró nueve meses de trabajo, y es que recibieron un apoyo mensual de 1 mil 500 pesos durante el tiempo que duró la intervención en las cuarenta estancias. Ese fue un factor más que cerró de manera excelente el trabajo y los resultados, concluyó la académica Leticia Villareal.

    El reporte de evaluación entregado a esta redacción indica que con este trabajo interdisciplinario se benefició a 950 niños y niñas, 750 padres de familia, 118 asistentes y 40 responsables de las estancias infantiles.

     

     

     

     

    Compartir