Denuncian organizaciones al ICM por disputa de menor de edad

0

 

Juan Carlos Flores| CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col. Organizaciones en defensa de los derechos de la mujer, acusaron al Instituto Colimense de la Mujer (ICM) de la presunta desaparición forzada de una menor de edad en Manzanillo.

La organización FUNDEQ y el Observatorio Estatal para el Cumplimiento de la Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres, presentaron una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) contra esas instituciones al sustraer de una escuela preparatoria a la menor Cristina «N» por una supuesta denuncia por violencia de sus padres.

Según las organizaciones, los padres de familia buscaron a su hija al no volver de la escuela preparatoria, interpusieron una denuncia ante la PGJE por su desaparición.

Después de presiones ante la PGJE, que dieron con el paradero de la menor que se encuentra aún en un refugio para mujeres pero las instituciones se niegan a liberarla hasta que un juez lo ordene.

“Hace un mes que unos padres de familia de la comunidad de la floreña en Manzanillo, empezaron a buscar a su hija a las 7:30 pm cuando no regresó de la escuela preparatoria de su comunidad. En su búsqueda se toparon con el operativo, ese dónde van camionetas del ejército, la marina, y la policía federal.  Terminamos ese día a punto de manifestarnos en la procuraduría para que nos atendiera el encargado del despacho.  A las 10 de la noche aproximadamente nos atendió y en 5 minutos nos informó que efectivamente ellos tenían a la menor y que estaba en un refugio,  que había intervenido el DIF a solicitud de del ICM”, señaló la activista Griselda Martínez.

Mencionó que el ICM la tenían resguardada por violencia intrafamiliar pero “algo no encajaba”.

“Lo que a mí particularmente no me encajaba es la preocupación genuina de unos padres por localizar a su hija (…) el hecho de que (las autoridades) actuaron violentando todo procedimiento y violentando los derechos de la menor y de sus padres”, dijo.

Mencionó que la PGJE primero turnó la investigación a la mesa de trata de personas  pero “La responsable de la mesa donde está el caso (de trata de personas) ya se declaró incompetente”, dijo.

Las activistas insistieron en que la menor tiene que regresar a su hogar al no haberse comprobado la violencia doméstica “Los padres tienen ya un mes sin ver a su hija. Es una burla”.