De esta forma puedes rastrear tu dispositivo si lo perdiste

0

CN COLIMANOTICIAS

México.- ¿Te ha pasado que de pronto ya no encuentras alguno de tus dispositivos? Para estas situaciones que suelen generar estrés, ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, comparte algunas formas de evitar esto.

Los rastreadores físicos son pequeños objetos de forma circular o cuadrada que utilizan sencillas pilas para permanecer cargados durante mucho tiempo. Productos como Apple AirTag, Tile o Samsung SmartTag son lo bastante pequeños para caber en el bolsillo, en un compartimento secreto del coche o en el equipaje.

La tecnología Bluetooth y de banda ultraancha (UWB) permite que estos pequeños rastreadores funcionen a través de una frecuencia segura habilitada por el fabricante, que luego utiliza la red de propietarios de etiquetas/teléfonos para localizarlo, con la ubicación del rastreador mostrada en una aplicación, como Find My de Apple o SmartThings Find de Samsung.

Una cosa importante que mencionan desde ESET es que hay que tener en cuenta las especificaciones de cada fabricante. La AirTag de Apple está diseñada para funcionar exclusivamente con las aplicaciones o dispositivos de su propia marca, por ejemplo, y no sería compatible con un dispositivo Android.

También que estos rastreadores dependen de una red de dispositivos similares para ser localizados, ya que no tienen capacidad GPS -que sí son útiles para vigilar cosas que están siempre en movimiento y necesitan actualizaciones periódicas de su ubicación, como los vehículos-.

  • Rastreadores de software:

Otro conjunto de herramientas útiles para localizar dispositivos perdidos son las soluciones basadas en software. Estas pueden estar preinstaladas por el fabricante del dispositivo y vinculadas a su cuenta, o pueden ser aplicaciones de terceros, a menudo proporcionadas por empresas de seguridad. Entre las más populares están las que ya vienen instaladas en tu smartphone, como Samsung SmartThings Find o Apple’s Find My. Estas aplicaciones no solo sirven para encontrar tu teléfono; también pueden ayudarte a localizar otros dispositivos, como tu smartwatch, portátil o tableta.

La configuración de estas aplicaciones de búsqueda de dispositivos suele comenzar con la creación de una cuenta que se vincula a tu dispositivo y confirma que eres el propietario. La característica más destacada de estas aplicaciones es su capacidad para mostrar la ubicación del dispositivo en un mapa. Curiosamente, este mapa suele ser accesible a través de navegadores de Internet, una función que también ofrecen algunos rastreadores físicos. Incluso si el dispositivo está desconectado, estas aplicaciones pueden localizarlo, gracias a una tecnología similar a la utilizada en los rastreadores de Apple/Samsung.

Utilizan una combinación de fuentes de datos de localización, como GPS, puntos de acceso Wi-Fi de origen colectivo y torres de telefonía móvil, para proporcionar un posicionamiento preciso. Los propietarios también pueden optar por utilizar aplicaciones y rastreadores de terceros.

En el pasado, la triangulación de torres de telefonía móvil era el método más utilizado para rastrear un dispositivo, usando varias torres de telefonía móvil para medir el tiempo que tarda una señal en volver a las torres desde un teléfono.

Este retardo se calcula en distancia y proporciona una localización bastante precisa del teléfono. Sin embargo, no es tan preciso como los rastreadores GPS, y también es menos preciso que las formas modernas de triangulación que utilizan una combinación de torres de telefonía móvil, Wi-Fi y otros datos, especialmente en zonas rurales, donde no hay tantas torres de telefonía móvil.

¿Cuál es la mejor opción en caso de que se pierda el teléfono?

En primer lugar, desde ESET aconsejan instalar un software de rastreo en tu teléfono en cuanto empieces a usarlo, así, si el teléfono se pierde, podrás localizarlo con un alto grado de precisión. También es una medida inteligente proteger el teléfono con un bloqueo de pantalla por reconocimiento facial, escaneado de huella dactilar o código de acceso.

Esta capa adicional de seguridad puede ayudarte a evitar el acceso no autorizado a tus aplicaciones y cuentas personales. En segundo lugar, en cuanto tu dispositivo desaparezca, llámate a ti mismo si hay alguna posibilidad de que oigas sonar tu teléfono o si tal vez alguien responda a tu llamada. Del mismo modo, intenta bloquearlo a distancia utilizando la aplicación de rastreo como medida de seguridad adicional.

Con información de El Informador