CLAUSURA PROFEPA TRABAJOS EN LA LAGUNA DE CUYUTLÁN

    0

    SEMARNAT) para realizar obras y actividades en la zona de humedales del vaso II de la Laguna de Cuyutlán, en el municipio de Manzanillo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) procedió a la clausura total temporal de dichos trabajos, con lo que se evita se siga rellenando de escombro y basura el terreno de humedal.

    La medida de seguridad impuesta está prevista en el artículo 170 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

    Corresponde la zona de humedales del vaso II de la Laguna de Cuyutlán, contigua a la colonia Punta Chica, a un área cercana a la zona urbana de Manzanillo, que sustenta importantes manchones y regeneración de manglar en casi toda la zona, en cuyo margen se observa que fueron depositados diversos montículos de material de escombro y basura, actividades que mantienen una presión continua sobre el humedal.

    De acuerdo a las mediciones de campo realizadas por los inspectores de la PROFEPA, el sitio afectado por la disposición de escombro y basura arroja un volumen total aproximado de 832.00 m3 distribuidos en una superficie de 1 ,040 m2 a lo largo del margen este del vaso II de la citada laguna.

    La disposición de escombro y basura observada en el sitio, afectó la estructura natural del humedal, toda vez que el relleno efectuado eliminó una porción del hábitat de especies de la flora y la fauna silvestres y acuáticas del lugar, compactando el suelo y alterando el drenaje natural y patrón de infiltración del agua pluvial. En cuanto a la vegetación silvestre afectada por dichas obras y actividades, de acuerdo a la vegetación testigo, correspondieron a las especies mango blanco, plántulas en regeneración de esta especie y vidrillo.

    Sobre el particular, el Delegado de la PROFEPA en Colima, Dr. Ciro Hurtado Ramos, manifestó que esta Institución seguirá aplicando la legislación ambiental vigente bajo una política de tolerancia cero, de acuerdo a las indicaciones precisas del Procurador Federal de Protección al Ambiente, Abogado Francisco Alejandro Moreno Merino.

    Compartir