Cada día peor…

0

Edgardo Zamora|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-   Hartos de que no se solucione el cuello de botella que ocurre en la Calzada Galván Norte, justo al ingresar a la Glorieta Monumental, automovilistas urgieron a la autoridad tomar cartas en el asunto y resolver este problema que les afecta cada día.

Y es que la situación del tráfico cada día se agudiza debido al cuello de botella que se realiza en este lugar al ser de «un solo sentido» y estar mal sincronizado el tiempo del semáforo, lo que afecta principalmente en las horas pico a los automovilistas, transportistas y motociclistas que circulan por el espacio.

En un recorrido realizado por CN COLIMANOTICIAS se corroboró que el semáforo que da acceso a la Glorieta Monumental dura en el alto (color rojo) 1 minuto con 24 segundos y el siga (color verde) solo 25 segundos.
La poca sincronización del semáforo ocasiona que vehículos tengan poco tiempo para avanzar, aunado a ello la salida de más vehículos de los terrenos de la ex zona militar donde están ubicadas oficinas gubernamentales.
En 2018 la Calzada Pedro A. Galván fue de remodelada del tramo de la Glorieta Monumental hasta la Glorieta de la Piedra Lisa, con una inversión de un poco más de 31 millones de pesos.

En el proyecto de la obra se redujeron los carriles lo que provocó los embotellamientos viales y colocaron concreto hidráulico.

Además instalaron “bolardos”, ampliaron las banquetas, agregaron una ciclovía, cambiaron las bancas y renovaron la plazoleta del Congreso del Estado.

Desde ese momento se ha generado molestia tanto de automovilistas como de transportistas ya que consideran que la reducción de los carriles ocasiona congestionamiento vehicular.

Esta obra fue defendida por el gobierno del estado y promovida por la entonces secretaria de Movilidad, Gisela Méndez, quien señalara que este tenía una gran visión, ya que es un espacio que se recupera para las personas, un espacio donde se demuestra la calidad de la ciudadanía que se tiene.

Cabe indicar que esta obra al momento no ha sido recibida por el Ayuntamiento de Colima por lo que ya muestra falta de mantenimiento.