Banco de México aumenta tasa de interés a 5.75%

0

COLIMANOTICIAS

México.- El Banco de México decidió este jueves aumentar en medio punto porcentual la tasa de interés de referencia, que determina el costo que pagan los usuarios de crédito y el premio a los ahorradores, un día después de un alza por parte del banco central de Estados Unidos.

Con la decisión, la tasa de interés de referencia en México pasó de 5.25 a 5.75 por ciento anual. El actual nivel es 2.75 puntos porcentuales más que el registrado a mediados de diciembre del año pasado, cuando inició el ciclo de alza.

Es el quinto incremento desde diciembre de 2015.

El movimiento en la tasa de referencia incrementa los intereses que deben pagar los usuarios de tarjetas de crédito o los de los préstamos de las empresas, que son a tasas variables.

En cambio, no afecta el costo de los créditos hipotecarios ya contratados o el de los préstamos automotrices o de nómina, que son pactados a tasa fija.

Con la decisión de elevar la tasa de interés, el Banco de México busca contrarrestar presiones en la inflación derivadas de la depreciación del peso frente al dólar. También, mantener la diferencia entre los réditos que se pagan aquí a los inversionistas en los mercados financieros o los vigentes en Estados Unidos, para evitar salidas abruptas de capitales.

En un comunicado, el Banco de México dijo hoy que ha venido actuando de manera preventiva a lo largo del año, procurando que el ajuste en precios derivados de la depreciación del tipo de cambio ocurra de manera ordenada, y no se provoquen efectos de segundo orden sobre el proceso de formación de precios en la economía.

«Los efectos de los aumentos en la tasa de referencia que se han registrado a lo largo de 2016, y que han ampliado significativamente el diferencial de las tasas de interés nacionales con respecto a las de Estados Unidos, se verán reflejados cabalmente en la economía durante el siguiente año y seguirán contribuyendo a que el crecimiento de los precios retome una tendencia descendente, convergiendo en 2018 a la meta de 3.0 por ciento», aseguró.

Hacia adelante, el banco central seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, en especial del traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, sin que ello signifique que se tenga un objetivo para este, mencionó el comunicado.

También, añadió, se mantendrá vigilante de la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos, sin descuidar la evolución de la brecha del producto. Esto, con el fin de estar en posibilidad de continuar tomando las medidas necesarias para consolidar la convergencia eficiente de la inflación al objetivo de 3.0 por ciento, con toda flexibilidad, en el momento y la magnitud en que las condiciones lo requieran.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/

Compartir