Analizan médicos la medicina tradicional

0

*Xóchitl Trujillo Trujillo, Jesús Muñiz Murguía, Miguel Huerta Viera, Enrique Barrios y Cuauhtémoc Acoltzin Vidal abordaron este tema como parte de las actividades del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Colima.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-   El Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Colima reunió a destacados investigadores y médicos en Colima para conocer su opinión, puntos de vista e información científica respecto a la medicina tradicional, debido a que ésta se vincula íntimamente con la práctica profesional de los médicos cirujanos parteros, por lo cual es necesario conocerla, según coincidieron.

Los investigadores del Centro Universitario de Ciencias Biomédicas, Xóchitl Trujillo Trujillo, Jesús Muñiz Murguía y Miguel Huerta Viera, así como el director de la Facultad de Medicina, Enrique Barrios Navarro y el cardiólogo y maestro del Posgrado en Ciencias Médicas, Cuauhtémoc Acoltzin Vidal, expresaron sus puntos de vista sobre este tema.

Xóchitl Trujillo dijo que, al vincular las dos medicinas, la científica y la milenaria, “se avanza en el conocimiento porque se utilizan los principios activos de una planta como un fármaco con dosis específica”.

Asimismo, dio ejemplos de plantas, como la “Dracaena fragantis”, que contiene saponinas, o la “Datura inoxia”, conocida como toloache o planta del amor, pues entre sus compuestos activos se encuentran escopolamina y antropina. También habló del Pangolin vertebrado, un mamífero que los chinos consideran un manjar y atribuyen a sus escamas propiedades placenteras, pero también transmiten enfermedades.

Por su parte, el escritor y pionero en práctica de plástica coronaria, Cuauhtémoc Acoltzin, aseguró que la medicina tradicional sólo tiene lugar como un paliativo o como un placebo, y recomendó a quienes se forman como médicos e investigadores situarse bien en los momentos actuales. En su charla, ofreció ilustrativos ejemplos y pasajes históricos de la época mágico-religiosa, la época empírica, y la científico-técnica, que es la actual.

Antes de terminar, entregó un paquete de libros para los participantes y estudiantes en el pánel, y entregó al director del plantel un libro publicado por la Asociación Nacional de Cardiólogos de México, que aborda las cardiopatías en la mujer.

En su turno, Enrique Barrios habló de las consultas más comunes por las que acude la gente al doctor. Entre las enfermedades del sistema digestivo, está el famoso mal de ojo, dijo, principalmente en niños menores de tres años y que, el familiar refiere, es causado por una mirada fuerte, con síntomas de gastroenteritis infecciosa: “Son consultas comunes en la experiencia clínica, dentro de los hospitales que también atienden zonas rurales”.

Otros malestares comunes son el empacho (susto, espanto de tierra o espanto negro), el cual consiste en el trastorno entre menores con indigestión, pérdida de apetito, gases, flatulencia, tenesmo (contracción violenta y dolorosa de algún órgano), dolor abdominal y estreñimiento.

Caída de mollera, continuó, “es el signo característico de una deshidratación severa; alferecía es una crisis convulsiva en niños asociadas a fiebre o algún trastorno neurológico. El ahogo es la dificultad para respirar, las anginas (amigdalitis), latido (arritmias cardiacas), golpe de aire (atribuido a una entidad nociva externa, no siempre física, que penetra y se adhiere a alguna parte del cuerpo). Otros males, agregó, “son las llamadas torceduras, que son las lesiones de ligamientos, luxaciones, esguinces o traumatismos de las extremidades que se sanan con un sobador, o el llamado embrujo”.

Jesús Muñiz Murguía hizo un planteamiento de la cobertura médica en México, y ofreció datos con los que mostró que la cobertura universal no se ha logrado y que sólo el 22 por ciento de mexicanos tiene acceso. Por lo tanto, dijo, “el único recurso que puede utilizar la mayoría de familias mexicanas es la medicina complementaria”.

También recomendó a los estudiantes conocer el efecto placebo, en el cual la sugestión es importante y puede contribuir a mejorar el estado de salud de una persona, así como leer las investigaciones de Edith Yessenia Peña Sánchez, quien en uno de sus libros asegura que la sugestión puede sanar a la persona enferma, incluso cambiar sus parámetros sanguíneos, según evidencias en laboratorios.

“Estudien los medicamentos arbolarios del país y busquen el tema de medicina doméstica, que se reduce a unas 10 o 20 hierbas o vegetales que tienen efectos en el estómago, piel, bronquios, tales como el epazote, iztafiate, ártica, menta, hierbabuena y laurel, entre otras”, concluyó.

Anuncios