ALCALDÍAS DE COLIMA Y GUADALAJARA SE NIEGAN A CASAR A DOS PAREJAS GAY

    0

    De acuerdo con el activista, si los solicitantes obtienen la protección de la justicia federal, se completarían los cinco amparos que se necesitan en el país para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) siente jurisprudencia en ese tema, lo que obligaría a los gobiernos locales a eliminar definitivamente de sus leyes las restricciones para la celebración de bodas gay.

    El año pasado, la SCJN declaró inconstitucional el artículo 143 del Código Civil de Oaxaca —que al igual que casi todos los Códigos del país establece que el matrimonio se realiza entre un hombre y una mujer con el propósito de perpetuar la especie—, y concedió amparos a tres parejas del mismo sexo que habían enfrentado la negativa de las autoridades a casarlas.

    En entrevista con la agencia Apro, Aguilar Jiménez informó que el juicio de amparo contra el Ayuntamiento de Colima fue interpuesto el jueves 14 con el apoyo del Cedise, en tanto que el de Guadalajara fue presentado por otra pareja días antes con la participación de organizaciones de aquella ciudad.

    Dijo que en el mes de febrero fue solicitada la realización de la boda gay en la Oficialía del Registro Civil de Colima, pero se les negó con el argumento de que tanto el Código Civil como la Constitución de Colima señalan que el matrimonio sólo puede ser celebrado entre un hombre y una mujer.

    El activista consideró que después de resolver los casos de Oaxaca “la Suprema Corte dejó abierta la puerta para que cualquier estado pudiera impulsar el matrimonio entre personas del mismo sexo por la vía legal”, pero estimó que por el momento en Colima no se va a legislar en ese sentido porque predominan los prejuicios y los estigmas, por lo que decidieron recurrir a la justicia federal.

    El amparo fue interpuesto ante el Tribunal Colegiado del Tercer Circuito, con sede en la ciudad de Colima, con la finalidad de que pueda ser atraído por la Suprema Corte.

    Aclaró que esta acción no tiene nada que ver con el Ayuntamiento perredista de Cuauhtémoc, que hace unos días anunció la celebración de la primera boda gay en el estado, con sustento en la Constitución General de la República, la ley contra la discriminación y los criterios de la SCJN al respecto.

    No obstante, César Alejandro Aguilar reprobó este hecho al considerar que las autoridades municipales de Cuauhtémoc no actuaron conforme al marco legal y “esto es engañarnos a nosotros mismos como comunidad de la diversidad sexual, al ofrecernos algo que no tiene validez en el ámbito local, aunque en lo federal sí puede tener una repercusión”.

    Puntualizó: “Nosotros no somos de ningún partido, simplemente velamos por los intereses de la comunidad lésbico gay, bisexual, transexual, transgénero, intersexual, no somos un grupo de confrontación ni de problemas, no queremos protagonismos ni que esto se partidice”.

    Fuente: PROCESO

     

    Compartir