ABORTO

0

Por: Manuel Olvera Sánchez.

El abordar temas como el aborto es algo tan complejo ya que el debate principal se centra en cuál es el momento en el que se inicia y termina la vida, y máxime cuando en el fondo se visualiza desde el punto de vista moral, sin embargo, desde una perspectiva socioeconómico, las mujeres de escasos recursos son quienes más expuestas están a la perdida de la vida al llevarlo a cabo en la clandestinidad.

Nuestro país ha experimentado una infinidad de reformas legales con la finalidad de adaptarse a las demandas de una sociedad en constante movilidad, y tratándose en particular de un tema tan polémico como es el caso del aborto, el que en la Ciudad de México (CDMX) se haya despenalizado obedece entre otras cosas a los grupos de feministas que ven como un derecho el poder decidir si lo llevan a cabo o no.

En lo referente a las reformas legales aprobadas en la Ciudad de México, donde ha sido aprobado despenalizar el aborto no se debe dejar de observar que independientemente de las demandas llevadas a cabo por grupos de feministas, también fue determinante la llegada en su momento a ser gobierno el Partido de la Revolución Democrática en la CDMX, situación que favoreció su aprobación y sumado a esto la polarización política prevaleciente en su momento en la capital del país.

Vale recordar que en este tema en particular,  como en muchos donde se ve violentada la norma católica, es la iglesia quien de manera tajante se opone a llevar a cabo este tipo de acciones y máxime cuando la gran mayoría de la población en el continente americano y en particular en nuestro país la iglesia católica cuenta con la máxima de las simpatías, sin embargo esto no fue un impedimento para que las feministas continuaran con sus reclamos argumentando que morían 100,000 mujeres por abortos llevados a cabo en la clandestinidad, situación que fue desmentida, ya que en esa cifra incluían a mujeres que habían fallecido por enfermedades y ajenas a su reclamo, el aborto.

La iglesia dentro de su doctrina considera el aborto como un asesinato, ya que desde la concepción del embarazo el feto adquiere el derecho a la vida; la iglesia argumenta que las feministas fomentan la promiscuidad al buscar no depender de una creencia y buscar ser libres, señalamientos que los grupos de feministas han sido omisas y no les ha impedido continuar con su lucha.

Se han generado debates entre la iglesia católica y los grupos de feministas, ya que no obstante que la inmensa mayoría de la población sigue siendo de la religión católica, las encuestas indican estar a favor de la interrupción legal del embarazo, sin embargo el argumento vertido por las agrupaciones feministas en el sentido de ser su cuerpo y ellas deciden sobre el mismo, es un argumento con poco crédito,  ya que si bien es cierto es su cuerpo, también es cierto que no tienen por qué decidir sobre el derecho a la vida que tiene un ser que por el momento es indefenso, es un ser con dignidad humana y que posee todas las capacidades para convertirse en una persona, pero que por su condición no cuenta con los medios suficientes para hacerlos valer.

Existen posicionamientos médicos al grado de señalar que nuestro carnet de identidad no es correcto en lo que a nuestra edad se refiere, sino que se deben considerar los nueve meses de gestación y que son los más significativos tanto en lo biológico como en lo psicológico, sin embargo, los posicionamientos médicos no han sido suficientes para frenar la práctica del aborto.

Dentro de los múltiples estadios emocionales que presentan las mujeres que se someten a la práctica del aborto, se encuentran las de una gran depresión, al grado de momentos que antes eran vitales para la vida, posterior a este pierden hasta el sentido de la vida al grado de llegar al suicidio, razón por la cual la Organización Mundial de la Salud ha señalado que mujeres que han recurrido al aborto y con serios trastornos emocionales son más propensas a repercusiones psiquiátricas con consecuencias irreversibles.

Una realidad y que es importante resaltar es que cuando la mujer contraponiéndose a los dictados de la naturaleza como generadora de vida se decide a llevar a cabo el aborto, no existirán argumentos valederos para no realizarlo y máxime cuando por el contexto en el que crecieron, sus formación académica y otros factores que forman su personalidad no le favorecen optan por llevarlo a cabo.

También es cierto que en países donde se encuentra legalizado el aborto privilegiando la salud pública, la muerte de mujeres abortivas ha disminuido al llevarse a cabo a través de los protocolos de salud indicados para este tipo de intervenciones, sin embargo esto no debería ser un argumento para fomentar el aborto, al contrario, se debería privilegiar la formación de mujeres con un alto sentido de amor a la vida evitando la muerte de seres indefensos.

Otra verdad es que el argumento utilizado para abortar como lo es el de niños con mal formaciones carece de moral médica, ya que existen infinidad de métodos vanguardistas que contribuyen a que niños con padecimientos como estos logren una calidad de vida digna.

En lo referente a los supuestos actos donde la concepción derivo de una violación, en muchos casos son simulaciones ya que el acto sexual no se concluyó, por lo tanto la exposición al esperma y quedar embarazadas es nulo; también lo relacionado a la infertilidad de la presunta víctima juega un papel importante por sus ciclos naturales.

Vale recordar que la mayoría de los abortos son realizados por considerar el embarazo como algo vergonzoso y la mujer actúa de manera egoísta, ya que el argumento vertido por ellas gira en torno a que son muy jóvenes para asumir una responsabilidad de esa magnitud e incluso llegan a ignorar la maravillosa oportunidad que les está brindando la naturaleza de sentir ser madre, tarea, entre muchas que les han sido encomendadas.

La visión que tenías sobre mí, no la defraudare, eso me fortalece aún más, serás ese impulso para lograrlo.

Facebook: mañe Olvera sanchez

Twiter:@manolsa

[email protected]

Publicidad