A 4 AÑOS

0

AL DESNUDO

Por: Édgar Rodríguez H.

Después de transcurridos 15 días de que el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez rindiera su 4° informe de gobierno, los comentarios de la población colimense fueron más positivos que negativos, aunque hay que decirlo, la mayoría de los negativos partieron de los de siempre, de los menos, de los que se asumen héroes sin capa para llamar la atención. Sin embargo, ya nadie les cree.

También han pasado 4 años de la administración de Peralta Sánchez, quien inició con un gobierno financieramente golpeado, prácticamente con las arcas vacías por la succión que les aplicó su antecesor Mario Anguiano Moreno –hoy amparado ante cualquier acción de la justicia por esos motivos-, que lo obligaron a tomar acciones urgentes como la venta del avión y subasta de vehículos, así como a generar economías en algunas áreas que no impactaran en los servicios que se prestan a la población.

Pese a todo y nadar contra corriente financieramente en los primeros años de su gestión, si bien es cierto que no se pueden lanzar las campanas al vuelo, si hay una mejoría financiera que le permite al gobierno ejecutar las principales acciones en beneficio de los colimenses que el propio gobernador describió en su informe.

También hay que recordar que Peralta Sánchez inició su gobierno con un presidente emanado, al igual que él, del PRI, lo que le permitió en cierto momento alcanzar una destacable mejoría en el empleo, vivienda, salud, educación, entre otros rubros que tienen que ver con los servicios básicos. Hay mucho por hacer, pero negar que no ha sucedido nada, es como negar que no existe Colima.

Hoy a 4 años, hay un gobierno que funciona pese a que en el gabinete de Peralta Sánchez hay algunos funcionarios que duermen el sueño de los justos y no acompañan al gobernador en los esfuerzos para cumplirle a los colimenses, y es aquí en donde el gobernador tendrá que poner orden para que esos funcionarios se pongan serios y se apliquen a fondo o de plano renuncien para que otros ocupen sus puestos y culminen comprometidamente los 2 años que le restan a JIPS.

En los primeros años de su gobierno, JIPS ha aguantado de todo, hasta la crítica más visceral de algunos políticos expertos en la grilla y en la denostación que a lo largo de 4 años no han logrado comprobar ninguna de su acusación y dichos, mientras que, por el contrario, la colimenses no sólo reconocen sino palpan los beneficios traducidos en una reforma al sistema de pensiones, en la recuperación del predio donde se ubicaba la XX Zona Militar, la creación del Parque Arqueológico Ecológico La Campana, las gestiones para el rescate de la Laguna del Valle de las Garzas, en Manzanillo, así como la revitalización de la infraestructura deportiva y cultural del estado, entre otros.

Son 4 años en los que quizá se podría hablar de más acciones, pero sin olvidar cómo inició la administración, las condiciones financieras en que se encontraba y hoy, si no hay una abundancia financiera, si existen mejores condiciones que permiten cumplir con las principales responsabilidades y seguir trabajando para generar resultados en lo que resta de su sexenio, con todo y una administración federal en manos del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha emprendido acciones de recorte presupuestal para los gobiernos estatales y municipales poniéndolos en jaque económico.

Sin duda, los dos años por venir tendrán que redoblarse esfuerzo, pero ya sabe el camino que tendrá que seguir basado en una política de austeridad, de disciplina financiera y de manejo honesto de los recursos. La seguridad del estado, también seguirá siendo su gran reto considerando que el todo el país se encuentra situación crítica.  

Se dice que…

*El futuro para el país no pinta nada halagüeño en materia financiera, con el actual gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador los estados reciben menos recursos federalizados.  El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, no tendrá un final de sexenio a modo debido a que tendrá que hacer más con menos y sobre todo no aumentar, como hasta ahora, los impuestos que son los que más le pegan en los bolsillos a la población.

*El gobernador Ignacio Peralta Sánchez ha logrado bajar la pobreza que tuvo sus puntuaciones más altas durante el gobierno de su antecesor Mario Anguiano Moreno. En dos años de su administración, son 13 mil colimenses los que salieron de esa condición, de acuerdo con el estudio del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Felicidades a Ecos de la Costa no sólo por sus 92 años de vida, sino por la nueva etapa que inicia.

Anuncios
Compartir