FOSAS CLANDESTINAS

0

PUNTO SOCIOLÓGICO

Por: J. Daniel Miranda Medrano

Terrible el hallazgo de 11 fosas clandestinas que fueron encontradas en la localidad de Santa Rosa, del municipio de Tecomán y que se suman a una encontradas en Tecolapa en el mismo municipio, y unas más  en Manzanillo; este descubrimiento vuelve a poner a Colima en el ojo del huracán nacional – la noticia fue replicada en los medios nacionales más importantes- y nos recuerda a las que se han encontrado  en otras entidades  como Tamaulipas y Chihuahua, pero principalmente en Veracruz, tierra que Javier duarte convirtió en un panteón.

“Hasta este momento son 19 cuerpos, pero no descartamos que hubiera más, no quiero sonar de forma especulativa, en este momento se están llevando las investigaciones, no se puede hablar de detenidos, se están llevando las indagatorias”, dijo  respecto a este macabro hecho el gobernador de Colima, Ignacio Peralta.

El descubrimiento nos pone los pies en la realidad en materia de inseguridad, también nos recuerda que Colima es la entidad con la mayor tasa de feminicidios en todo el país, y que las políticas públicas respecto a este tema han sido insuficientes. Colima  fue asimismo, la entidad donde más homicidios dolosos se registraron en 2018 con  58 casos aproximadamente por cada cien mil habitantes, superando a Baja California y el conflictivo estado de Guerrero.  A  la violencia que se genera en Colima hay que agregarle los daños colaterales que ocasiona, como lo son su incidencia en el desarrollo económico o la sensación social de miedo  e incertidumbre que aparece en la vida de la población, incluso en los niños que ya tienen conciencia del flagelo que se padece aquí, y al que no se le ve pronta solución.

Pero volviendo a las fosas clandestinas, el número de éstas descubiertas en nuestro país –incluyendo las de esta entidad- supera las que se encontraron durante las temibles dictaduras militares que se impusieron en el cono sur -lo que dice mucho de la gravedad del problema-  con ellas los perpetradores pretenden esconder la evidencia del crimen, buscando la evasión de la justicia y propiciando incertidumbre a los familiares de las personas asesinadas. Las “nuevas” encontradas ayer aquí, obviamente que tienen el mismo sentido, esconder la evidencia de un crimen;   ahora las autoridades tienen la compleja tarea de tratar de conseguir la identidad de las personas, ver si tenían denuncia de personas desaparecidas; y de la misma forma, buscar las ligas con quienes lo hicieron

El descubrimiento de las fosas se debió a que certeramente ya existía una orden de cateo; es decir, ya había una investigación al respecto, pero en general demuestran que poco se ha avanzado en el terreno del combate a la inseguridad y que estamos lejos, pero muy lejos de solucionar este grave problema que nos perjudica y preocupa a todos. La pregunta es ¿Hasta cuándo? ¿Qué sigue?

APARTE.- El problema de la inseguridad comenzó con el licenciado en fraudes y alcoholes  Felipe Calderón, al pegarle al avispero sin tener una estrategia clara a seguirl*** La semana anterior  se realizó el “Encuentro de la Unidad y lealtad universitaria” que se celebra desde hace ya 30 años; ese día el rector señaló que “La unidad resguarda la autonomía universitaria”. También destacó algo muy importante en estos días de austeridad: que se bajó el sueldo para ir acorde al mandato de la nueva legislación  que  establece que nadie puede ganar más que el presidente de la República***Hablando de reducciones de salarios, también en el cabildo de la capital se redujeron los ingresos, mientras los diputados ya enseñaron el cobre, los pleitos internos que tiene sirven para una sola cosa: distraer la atención de sus incumplidas promesas de campaña. A ver quién vuelve a votar por ellos (con la debida excepción de Remedios Olivera)

Twitter: @jdanie17

Compartir