CHIVAS FUE EL DUEÑO DEL CLÁSICO

    0

    Ayer, en el mismísimo Estadio Azteca, repitieron la dosis, ahora con la colaboración de Antonio Gallardo, para que el Guadalajara goleara 1-3 al América en el Clásico de Clásicos, donde la tribuna volvió a lucir esplendente, de tope a tope, en Santa Úrsula.

    En contraste con la mancuerna ofensiva de las Chivas, del lado azulcrema, Armando Navarrete cargó con la autoría de “verdugo” de su propio equipo. Una pifia clave, con el marcador 1-1, encaminó al Rebaño a la victoria, luego de que Marco Fabián aprovechó un balón mal fildeado por el portero amarillo.

    Sin tiempo para estudiarse, Águilas y Chivas exponen sus armas y las ponen en juego. Así, mientras los de Coapa procuran la posesión de balón, en cuanto se da el desdoble y el espacio, la velocidad pura pone de cabeza el accionar amarillo.

    En un palmo de terreno, por la banda izquierda, vuela Marco Fabián, se sacude al “Topo” Valenzuela y proyecta un centro medido al testarazo de Antonio Gallardo, en apenas cinco minutos.

    El América, con Valenzuela, Jorge Reyes, Mosquera y Rojas atrás, se escuda en la recuperación de la mano de Molina y Rosinei. Más adelante, “Shaggy” Martínez y Raúl Jiménez se conectan con “Rolfi” Montenegro y “Chucho” Benítez, quien logra marcar diferencia, a los 12 minutos, gracias a una maniobra a balón parado.

    En el cobro de una falta por el carril derecho, “Rolfi” traza a segundo poste y el ecuatoriano conecta de testa, para sorprender a Luis Ernesto Michel.

    El empate le viene bien al partido. El ave recupera el ánimo y hasta despierta a sus seguidores, pese a ser menos en el Estadio Azteca.

    Lo malo es que apenas seis minutos después (18’) una falla de Armando Navarrete inclina la historia en pro del Rebaño Sagrado.

    En el cobro de un córner por izquierda, impulsado por “El Venado” Medina, Nava falla un balón aparentemente fácil. Como trucha le brinca el balón y solito Marco Fabián empuja a las redes.

    Y sin tiempo para reponerse, al 19’, Jesús Sánchez lanza un centro por derecha y “El Cubo” Érick Torres la caza de frente para el 1-3 meteórico.

    El despliegue ofensivo del Guadalajara cesa con el correr de los minutos y es ahora cuando se agiganta la figura de Michel, quien escupe remates todo calibre de Christian Benítez.

    El complemento resulta muy sufrido para el América. Aun cuando Alfredo Tena hace ajustes, no encuentra la cuadratura. Saca a un “tocado” Benítez y en su lugar envía a Matías Vuoso. También incluye a su otrora goleador, Ángel Reyna en vez del “Shaggy” Martínez.

    La apuesta del contragolpe resulta más cómoda para las Chivas… y la historia concluye gracias a la expulsión de Rosinei por faulear a Jesús Sánchez, a los 59 minutos. “¡Ole, ole, ole!”, corean los rojiblancos en la tribuna.

    La cereza al pastel no llega, porque Jesús Sánchez vacía un contragolpe tapatío en el travesaño de Navarrete. Pero el claro dominio queda manifiesto en el mítico inmueble de Santa Úrsula, eliminado el odiado rival, con un balón y un escenario dibujado de rojo y blanco…

    http://www.eluniversal.com.mx/notas/803409.html

    Compartir