VISIÓN LEGISLATIVA

0

Por: Manuel Olvera Sánchez

En los últimos días hemos sido testigos del actuar dinámico de la actual legislatura federal ya que ha iniciado con una serie de iniciativas de reforma a las leyes entre las cuales se encuentra la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, misma que fue aprobada por 433 votos a favor, nueve en contra y una abstención así como la Ley de Austeridad Republicana.

Esta reforma es de las que ha generado mayor polémica en virtud de que se pone fin a la discrecionalidad mediante la cual todos los órdenes de gobierno Federal, Estatal y Municipal disponían del presupuesto para asignarse prerrogativas ofensivas para la sociedad mexicana, incluso percibiendo mayores ingresos que el propio Presidente de la República, esta ley es el reflejo del mandato que la sociedad mexicana externo el pasado uno de julio a favor de el manejo racional de los recursos públicos, de la rendición de cuentas, de la austeridad republicana y de la transparencia en el ejercicio del gasto en el rubro de servicios personales.

Infortunadamente no obstante que son cambios a la legislación que traerán beneficios en todos los sentidos, existe desinformación y confusión por parte de la sociedad sobre los alcances que derivaran de esta reforma e incluso actores políticos conscientes de esta confusión ven el momento propicio para desviar el interés y ventilar temas como el que deberían de promover la disminución en el precio de la gasolina.

Y efectivamente existe un gran sector de la sociedad que exige que se legisle con la finalidad de eliminar el impuesto especial sobre productos y servicios IEPS, sin embargo y bajo un alto sentido de responsabilidad, la actual legislatura e incluso arrancando la próxima administración no estarán en condiciones de suprimir ese gravamen, ya que tan solo en el ejercicio fiscal 2017 por concepto de ese impuesto la administración del presidente Enrique Peña Neto ingreso a las arcas Nacionales la cantidad de 280 mil millones de pesos , cantidad superior incluso a lo que aporta PEMEX al país.

El suprimir el IEPS resulta por demás imposible para la actual administración federal e incluso para la que iniciara el próximo 01 de diciembre por lo que representa en las proyecciones de ley de ingresos así como para la ejecución del gasto, pero la visión de gobierno pretendida por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador y muy en particular en el tema energético es en el sentido de construir al menos dos refinarías para que se produzca en nuestro país la gasolina que consumimos, ya que resulta por demás inconcebible que seamos un país rico en yacimientos petroleros y nos veamos obligados a que sean los Estados Unidos de Norteamérica quienes nos vendan la gasolina y diesel, ocasionando de esta manera que los costos se disparen en perjuicio de la economía de todos los mexicanos.

Retomando el tema de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, el Legislador Federal Mario Delgado Carrillo en su participación en tribuna dejo testimonio de que es una persona que está enterado sobre los grandes males que aquejan país y que bajo ninguna circunstancia continuaran bajo esa inercia legislativa dañina para con la sociedad mexicana.

Otra participación de nuestro paisano en tribuna y que dejo bien claro el porqué fue nombrado coordinador de la bancada de su partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA ), evidencio que cuenta con amplias competencias como lo es la oratoria, en lo referente a la iniciativa de la Ley de Austeridad Republicana, Mario Delgado señalo que es precisamente en esta Ley donde quedan prohibidas las pensiones de retiro a los jefes del ejecutivo Federal y que se deberán sujetar a las que otorga el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado ( ISSSTE).

Mario Delgado Carrillo en su posicionamiento con relación a la Ley de Austeridad Republicana fue muy puntual señalando que el concepto que se tenia del presupuesto como un botín había llegado a su fin, que lo que se pretende con esta Ley es el contar con servidores públicos con una vocación distinta, servidores públicos que trabajen por amor a su país y no persiguiendo altos salarios y enriquecerse a través del gobierno, cerro su participación resaltando que con esta Ley se acabaron los pretextos, se acabaron los privilegios.

Es muy gratificante para la sociedad mexicana escuchar de la clase política y muy en particular a Mario Delgado Carrillo un discurso totalmente diferente al que nos tenían acostumbrados, incluso en los dos sexenios que nos gobernó Acción Nacional, un discurso político que mantiene viva la esperanza en el país de que bajo esta cuarta transformación de México próxima a iniciar entraremos a una etapa en la cual se deberán sentar las bases para el resurgimiento de una nueva República.

La visión que tenías sobre mí, no la defraudare, eso me fortalece aún más, serás ese impulso para lograrlo.

[email protected]

Facebook: manuel olvera

Anuncios
Compartir