Trump debe pagar el daño por derrame en el golfo…

0

La Panga

Por: Mayahuel Hurtado Ortíz

El presidente de los Estados Unidos de América Donald Trump, quien goza de fama internacional por sus acciones bélicas, amenazas a países en desarrollo y el que obtuvo los votos necesarios usando el estandarte de “México debe pagar por el muro”, deberá responder de manera económica e inmediata para la reparación del daño ecológico ocasionado a nuestro país en 2010.

Y es a un par de días, en el marco del Día Internacional de la madre tierra, donde los activistas en pro de la defensa de la diversidad de especies y aquellos protectores de nuestro entorno natural, quienes no pueden pasar por alto un tema de gran importancia para México y se preguntará usted amable lector, lectora, ¿Qué pasó? Recordemos que el 22 de abril de 2010 se hundió la plataforma petrolífera Deepwater Horizon tras haberse registrado una explosión, ocasionando el más grave vertido de petróleo que se ha registrado en la historia y calculado sobre los 779,000 t de petróleo crudo, mancha que cubrió el Golfo de México.

Pero vamos siendo más precisos en el dato, fue en el año 2001, cuando el entonces presidente Vicente Fox Quezada, fuera cómplice silencioso  y aval de la construcción de dicha plataforma semisumergible de posicionamiento de aguas ultra-profundas, en una zona de litoral que estaba compartida por los Estados Unidos, México y Cuba.

Vamos a regresar las páginas de las hemerotecas, el 22 de Abril de 2010 se detectó un grave derrame de petróleo en el Golfo de México, coincidentemente, el desafortunado accidente ocurrió el mismo día en el que se celebraba en el mundo entero el Día de la Tierra. Este derrame de petróleo ocurrido en el Golfo de México supone un verdadero desastre ecológico, una nueva amenaza para el medio ambiente que afectará durante años y que no debe ser olvidado, pero de igual forma, un país tan poderoso como el de las barras y las estrellas, debe reparar el daño ocasionado en un acto de respeto a la tierra, de ética y moral, pero sobretodo, de compromiso con la preservación de nuestro planeta.

Entre los datos encontraremos que el derrame de petróleo en el Golfo de México alcanzó más de 1.550 km2 y fue avanzando hacia la zona del este desde las costas de Luisiana hasta las costas de Alabama y de Misisipi. Técnicos de British Petroleum intentaron detener el vertido petrolero, para ello, se utilizaron vehículos robóticos submarinos que fueron sumergidos en el agua del Golfo de México a más de un kilómetro y medio de profundidad, sin tener control de la situación y por desgracia se dio el  “desastre ambiental”  más grande del que se tenga registro, reduciendo a marea negra las aguas marinas, matando a miles de especies y generando alteraciones climáticas que afectarían en el corto, mediano y largo plazo al planeta, esta fue la información fue dada a conocer de manera global.

El objetivo fundamental de los técnicos así como el de la gente del Servicio de Guardacostas fue ocuparse de controlar el pozo afectado, detener el vertido diario que llegaba a los 160 mil litros de petróleo, es decir mil barriles de petróleo crudo.

Murieron miles de especies marinas tales como peces, aves marinas, delfines, tortugas y otras especies que en aguas mexicanas tienen su hábitat. Esto sin considerar las voces de los científicos que hablan de un daño irreversible para el planeta y las graves afectaciones a la cadena alimentaria de la zona afectada.

México no recibió pago alguno por el daño producido por una de las firmas petroleras estadounidenses más importantes de ése país. Como datos duros puedo presentar la incapacidad de British Petroleum ha destinado recursos superiores a los 50 millones de dólares en contrarrestar su daño con publicidad global, en la que se tapa la cifra de 3 mil 400 millones de litros de petróleo, algo así como 5 mil barriles de petróleo  en una longitud de 4 mil 800 kilómetros cuadrados (casi el tamaño del estado de Colima), contabilizados hasta el día 11 de junio. El saldo continúa, se calculan 25 millones de especies amenazadas por el ecocidio, sin contar los muertos y desaparecidos tras la explosión.

Tal parece que a los Estados Unidos de América, les gusta destruir no sólo naciones haciendo uso de su armamento, sino además devastar a nuestra ecología, sin que exista un tribunal que lo llame a rendir cuentas y le exija reparar el daño.

México dijo Trump, deberá pagar por el muro que a su capricho pretende construir y yo me hago la pregunta ¿Quién pagará por el ecocidio hecho en aguas mexicanas? ¿Dónde están nuestros legisladores, organizaciones ambientalistas y oportunistas electorales que sólo abrazan estos temas cuando pretenden llevar agua para su molino?

Señor presidente Donald Trump, es usted quien debe reparar el daño hecho por sus industrias petroleras y es usted quien tiene una deuda impagable para México y para el planeta.  En la antesala del día internacional de la tierra  exijo justicia para el planeta, pero además, que pague usted a nuestro país la cifra real por concepto de reparación del daño, le aseguro que la deuda externa que tiene México con E.U. es nada en comparación.

Señores legisladores que abrazan causan ecológicas, llegó la hora de ponerse la camiseta y tomar las riendas con respecto al tema. Buscar la carpeta archivada y generar las condiciones para llevar el debate a la mesa que concentra a los líderes en el mundo. En este lugar viven ustedes y nosotros, así como las futuras generaciones.

Al tiempo.

Comentarios

Comentarios