TONALTEPETL

0

 

Por: Gustavo López Solórzano

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle. María Montessori.

Por autorización del congreso estatal, 2012 fue dedicado a los   Cincuenta Años de la Educación Especial en Colima. La iniciativa fue presentada por el Coordinador del Grupo Parlamentario de Nueva Alianza, quien en su momento, habría comentado que el Prof. Federico Rangel Lozano, siendo entonces Secretario de Educación, había solicitado al Congreso la declaratoria, como un reconocimiento a la labor humanista de la docencia. La Educación Especial, como su nombre lo dice, está destinada para alumnos que presentan necesidades educativas especiales, con mayor prioridad a aquellos con discapacidad o aptitudes sobresalientes y atiende a los educandos de manera adecuada con base a sus propias condiciones y necesidades, con equidad social incluyente y con perspectiva de género.

Desde el 26 de septiembre de 1962, año en que se fundó el servicio de educación especial en nuestra ciudad, ha pasado por un proceso de profesionalización y crecimiento. Lo anterior ha permitido que sean más  los beneficiarios con y sin discapacidad, que acceden a este nivel educativo, recibiendo un servicio de primer nivel y sobre todo con amplio sentido humano.

Complementando lo anterior, en Colima funciona exitosamente un bachillerato que atiende a personas con necesidades especiales, mismo que inició hace cuatro años con 17 alumnos y actualmente brinda asesoría a 198 estudiantes que no solo son de Colima, sino que también asisten de los vecinos estado de Jalisco y Michoacán. El equipo está integrado por seis docentes que manejan entre otras cosas, el lenguaje de señas y el sistema Braille, cuenta además con una profesionista para apoyo psicológico.

Algo muy importante es el hecho de que actualmente, el Bachillerato  brinda un servicio único en nuestro estado; de ahí que tanto los alumnos como los padres de familia estén contentos y agradecidos con esta impar opción. Aquí aprovecho para felicitar ampliamente a la Mtra. María de Jesús Andrade  Flores, Coordinadora del Bachillerato no Escolarizado para Estudiantes con Discapacidad  y a su equipo de trabajo que funciona en el CBTIS 19, quien siempre ha mostrado un profundo compromiso con su responsabilidad docente y más allá de ello, su gran sensibilidad humana.

En Colima sabemos que nuestro estado se ha significado por tener excelentes docentes que han destacado no solo a nivel nacional sino internacional. Hoy tenemos un gobernador que ha puesto especial interés en este rubro, y el compromiso para este año es que nuestra entidad tendrá una nueva visión en materia educativa, misma que está definida con objetivos claros, estrategias precisas y un amplio plan de trabajo. Un claro ejemplo de ello, lo representa el Programa Escuela Digna, pues coordinadamente con el gobierno federal, la administración de Mario Anguiano Moreno invertirá más 47 millones de pesos  para el logro de importantes mejoras a igual número de planteles,  de estos, 24 acciones estarán sujetas a certificación bajo la norma  NMX-R-021-2013. Lo anterior, aunado al beneficio que representa, ha puesto a la educación colimense a un paso de ser un estado modelo en lo que a Escuela Digna se refiere, de acuerdo a las palabras del Director General del Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED), Eduardo Hernández Pardo, quien al llevarse a cabo la firma del convenio de colaboración del Programa “Escuela Digna”, entre el Gobierno del Estado y el INIFED, señaló además, que el estado de Colima ha venido trabajando de una manera muy rápida y eficiente a diferencia de otros estados. Felicidades Colima. Es cuánto.

Compartir