Tips para cuidar tus manos

0

CN COLIMANOTICIAS

México.- Cierra los ojos por un momento e intenta pensar qué actividades diarias puedes realizar sin que intervengan tus manos, seguro que tu lista es bastante reducida.

Además, las manos, junto con el cuello, son una de las partes del cuerpo que pueden revelar datos sobre nuestra edad, por lo que te conviene no descuidarlas y tratarlas como se merecen.

Aunque puedes encontrar en el mercado un montón de productos indicados para su cuidado, siempre tienes la posibilidad de utilizar tratamientos naturales que te darán buen resultado.

Remedios naturales para cuidar tus manos

Aceite de oliva y azúcar para exfoliar tus manos

Al menos una vez a la semana, debes exfoliar tus manos con dos fines, primero para eliminar las células muertas de la capa externa de la piel que pueden dar una sensación de aspereza o rugosidad, y segundo, para que la piel de tus manos pueda absorber mejor el tratamiento que te vayas a aplicar para hidratarlas.

El aceite de oliva tiene propiedades humectantes y el azúcar te ayudará a conseguir la textura que necesitas para exfoliar tus manos.

Para preparar esta exfoliante casera, tienes que poner en un cuenco una cucharada de azúcar y una cucharada de aceite de oliva, y remover bien hasta obtener una mezcla más o menos homogénea. A continuación, tienes que ponerte esta pasta en las manos y masajear suavemente tus manos, como si te las estuvieras lavando, para que la mezcla pueda cumplir su función. Pasados unos diez minutos masajeando tus manos, puedes retirar la exfoliante con agua fría, hasta que la elimines por completo.

Recuerda que esto lo debes realizar una vez por semana, no es necesario más, y después, tienes que aplicarte una hidratante o alguno de los tratamientos que te voy a contar a continuación para que tus manos queden muy suaves.

Aloe vera y aceite de rosa mosqueta para las manos secas

El áloe vera, junto con el aceite de rosa mosqueta, tienen un gran poder hidratante, regenerador y reparador que harán de este remedio un increíble aliado para combatir las manos secas y agrietadas.

Para preparar este remedio, tienes que poner en un cuenco el gel que extraigas de un tallo de la planta de áloe vera y añade unas gotas de aceite de rosa mosqueta mezclando bien hasta conseguir más o menos una pasta homogénea. Aplica esta mezcla sobre la piel de tus manos y masajea durante unos minutos hasta que se absorba por completo. Poco a poco notarás como tus manos están suaves y sedosas.

Este remedio puedes aplicarlo varias veces por semana hasta que notes que tus manos no están tan secas.

Aceite de almendras para las manos secas

El aceite de almendras tiene un gran poder hidratante, y resulta ser un gran aliado para combatir las manos secas y cualquier zona de tu piel que necesite una especial hidratación.

Para poner en práctica este remedio, tienes que aplicar sobre tus manos limpias y secas, entre 10 y 15 gotas de aceite de almendras, y extenderlo bien realizando un suave masaje. Deja actuar unos 15 minutos sobre tu piel, y después aclara tus manos con agua tibia para retirar los restos del aceite. Después de secar cuidadosamente tus manos, puedes aplicar una crema hidratante para completar el tratamiento.

Puedes recurrir a este sencillo remedio cada vez que veas que tus manos están demasiado secas o lo necesitan, y desde la primera aplicación notarás la diferencia.

Naranja y miel para manos secas

Las propiedades humectantes de la miel junto con la vitamina C que contiene la naranja, te ayudarán a recuperar la flexibilidad y elasticidad de la piel de tus manos de un forma muy natural.

Para preparar este remedio, tienes que exprimir una naranja y mezclar el zumo resultante con una cucharada de miel. A continuación, aplica en tus manos la mezcla y deja reposar durante unos 15 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, puedes retirar la mezcla con abundante agua fría y seca con una toalla suavemente. Después puedes aplicarte crema hidratante.

Puedes repetir este remedio un par de veces por semana o cuando notes que tus manos lo necesitan.

Baño de hierbas para las manos secas

Las propiedades suavizantes del aceite de almendras, junto a las buenas propiedades de la manzanilla y la lavanda para cuidar tu piel y la capacidad de la caléndula para reparar pequeños cortes que pudieras tener hacen de este remedio una buena combinación para reparar tus manos secas y agrietadas.

Para preparar este remedio, tienes que poner a calentar un litro de agua en un cazo, y cuando rompa a hervir, añadir una cucharada de caléndula seca, una cucharada de manzanilla seca y una cucharada de lavanda. Apaga el fuego y deja reposar unos 10 minutos antes de colar para separar los restos de las hierbas. Añade al líquido resultante una cucharada de aceite de almendras y sumerge tus manos en esta preparación por lo menos durante 10 minutos. Después, puedes secarlas con pequeños toques y aplícate una crema hidratante para completar el tratamiento.

Puedes repetir este remedio un par de veces por semana y notarás la mejoría en poco tiempo.

Avena, yogur y aceite de almendras

La avena tiene estupendas propiedades para el cuidado de la piel y junto con las propiedades suavizantes e hidratantes del yogur y del aceite de almendras, hacen de este remedio un buen aliado para combatir las manos secas.

Para preparar este remedio tienes que poner una cucharada de hojuelas de avena en el vaso de la batidora y triturar hasta obtener una harina. A continuación, pon en un cuenco la harina obtenida y añade una cucharada de yogur natural, una cucharada de aceite de almendras, una cucharadita de zumo de limón y dos gotas de aceite esencial de incienso. Mezcla todo bien hasta conseguir una mezcla más o menos homogénea y deja actuar unos 20 minutos sobre la piel de tus manos, al mismo tiempo que intentas relajarte.

Pasado este tiempo, enjuaga con agua tibia y ponte una crema hidratante para completar el tratamiento.

Zumo de limón para las manchas de la piel

Gracias a las buenas propiedades del limón, su jugo es excelente para aclarar la piel de tus manos, sobre todo si han aparecido manchas oscuras debido al paso del tiempo o al sol.

Para poner en práctica este remedio, tienes que exprimir uno o dos limones, dependiendo de su tamaño, y aplicar el jugo resultante sobre la piel de tus manos, dejando que el líquido actúe sobre ellas durante unos 20 minutos. Una vez pasado este tiempo, puedes aclarar tus manos con agua fría para retirar los restos.

La aplicación de este remedio la tienes que hacer por la noche, antes de irte a dormir por ejemplo, dado que si expones a continuación tus manos a la luz solar, podrías causar el efecto contrario y hacer que aparecieran manchas en tu piel.

Fuente: MIS REMEDIOS

Compartir