¡Tigres Femenil volvió a hacer historia!

0

CN COLIMANOTICIAS

México.- La historia se repitió y el “Gigante de acero” volvió a llorar. El campo de Rayadas fue testigo de otra coronación de su máximo rival. Tigres Femenil volvió a hacer historia. Las dirigidas por Ramón Villa Zevallos rugieron como nunca y consiguieron su segundo título del certamen rosa.

Blanca Solís y Jaqueline Ovalle rugieron más que nunca y silenciaron el recinto con sus grandes anotaciones. Alicia Cervantes puso el único tanto de las regias y por un momento le dio un respiro y esperanza a Monterrey, pero el tiempo y el aliento no les alcanzó.

Las felinas, a pesar de no estar en su guarida, se mostraron agresivas desde el primer minuto. Belén Cruz, Liliana Mercado y Jaqueline Ovalle se encargaron de causarle problemas a la pandilla. El mediocampo de la UANL respondió a lo que su estratega, Ramón Zevallos tenía en mente: frenar a Monterrey e impedirle paso al área de Ofelia Solís.

El BBVA lleno no intimidó a las felinas, al contrario. Ovalle mostró su magia. La dorsal número 14 desbordó el sector izquierdo, burló a Alexia Frías y asistió A Blanca Solís, quien dentro del área remató de cabeza para poner el primero: 0-1 y ¡Tigres mostraba las garras!
Con el tiempo y el marcador en contra, Dinora Garza probó desde la media cancha, pero su tiro fue fácil de detener. Las auriazules siguieron encima. Jaqueline Ovalle volvió a hacerse presente, pero para silenciar el recinto. La experimentada seleccionada nacional se lució gracias a su capitana, Liliana Mercado, quien le puso la redonda desde la media cancha para prenderla y poner segundo con un potente disparo.

En el completo, al volver al campo y con el marcador adverso, Becerra decidió darle minutos a Daniela Solís Y Diana Evangelista. El ataque de Monterrey mostró otra versión. El cuadro local se volcó al frente para resurgir. Solís tocó a puerta a balón parado, pero el esférico salió por encima del travesaño. La insistencia siguió, fue entonces que Alicia Cervantes metió a Monterrey de nuevo a la pelea luego de lucirse con cañonazo de zurda que para Ofelia Solís fue imposible detener. La recta final se vivió de agonía. La Pandilla no encontraba el segundo, así que “Tito” mandó al campo a Norali Armenta.

La frustración de no encontrar el gol del empate desconcertó a Monsiváis quien tras un centro claro dejó pasar la redonda y así la oportunidad de los penales. Monterrey no pudo y el tiempo se les agotó. El laurel se pintó de auriazul.

Fuente: ESTO


Anuncios
Compartir