TAREA POLÍTICA

    0

    Estos números de la empresa GEA-ISA son los más color de rosa para el mexiquense, pues los que dio a conocer ayer jueves el periódico Reforma están color de hormiga para quienes vendieron la idea de la inevitable llegada a Los Pinos y a Palacio Nacional del producto político milagro de Televisa y Televisión Azteca que ha resultado chafa.

    Hace días, María de la Heras reportó una ventaja de Peña sobre López Obrador, de tan sólo el 8%, y ahora en la del periódico Reforma el primero aparece con un 38% y el segundo con 34%, sólo cuatro puntos de diferencia que permiten pronosticar que en los próximos días se dará el llamado empate técnico y luego el cruce de las líneas que representan las preferencias electorales para cada uno de los dos candidatos protagonistas de una contienda que se cerró ya entre el priista – verde ecologista y el líder de MORENA.

    Por cierto, la reciente encuesta alegre que “Eficaz Marketing” le hizo a los nuevos dueños del PRI en Colima detectó el mismo 38% a favor de Peña en el estado, muy por debajo del 47% que le da al candidato de Elba Esther Gordillo Lozano a presidente municipal de Colima, Federico Rangel Lozano; a la candidata de Nabor Ochoa López a la alcaldía porteña; al candidato del Lagartija Power, Héctor Raúl Vázquez Monte; y al candidato del Otro PRI a primer edil de Villa de Álvarez, Enrique Rojas Orozco.

    En su afán de inflar a los candidatos priistas-panalistas y priistas – verde ecologistas, el dirigente formal del CDE del PRI, Martín Flores Castañeda, y su encuestadora de cabecera, la pihuamense Elizabeth Alcaraz Virgen, pasaron a joder a Mario Anguiano Moreno, quien hace meses asumió públicamente el compromiso de que Colima sería el estado de la República donde Peña obtendría el porcentaje más alto de votación de todo el país, pues si el tinajense logra mantener ese 38% como la marca más alta a nivel nacional hasta el domingo 1 de julio de 2012, menores porcentajes en las demás entidades federativas llevarán a su candidato a la derrota.

    Las recientes observaciones hechas por el científico social del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, John Ackerman, en el sentido de que las encuestas sólo están accediendo al 30 por ciento de la intención de voto real, por lo que se ignora lo que piensa el restante 70% – incluidos los 14 millones de jóvenes que votarán por primera vez – , y el impacto electoral del inédito movimiento estudiantil anti Pena Nieto que desde 54 importantes universidades públicas y privadas de la nación, excluida la de Colima, faltaba más, trae como perico a toallazos al ahijado político de Carlos Salinas y sobrino de Arturo Monitel, trae muy nerviosos a los estrategas peñistas que ya veían sentando en la grande a su gallo copetón.

    EL ACABO

    Claro indicador de que los nuevos dueños del PRI en Colima quieren la derrota electoral de Federico Rangel Lozano el domingo 1 de julio de 2012 para no verlo en el 2015, es que le metieron pandilleros en su planilla de regidores.

     

    Compartir