TAREA POLÍTICA

0

ALIANZA LOCOCHONA

Por: José Luís Santana Ochoa

Sabrá Dios quien los hizo, pero solitos se han ayuntado para preparar una santa alianza ciudadana rumbo al 2015 para que el PRI no vuelva a gobernar el estado libre y soberano de Colima. Enfrentados el sexenio anterior por causa del ex gobernador Silverio Cavazos Ceballos, ahora reconciliados, los ciudadanos Leoncio Morán Sánchez, ex candidato del PAN a presidente municipal de Colima, a gobernador del estado y a diputado federal; y Nicolás Contreras Cortés, ex candidato del PANAL a diputado local y del PRD a presidente municipal de Colima, reunidos en torno a una mesa de restaurante bar, que no de cantina, ubicado en la zona norte de la ciudad capital, han anunciado a los cuatro vienes que organizarán reuniones con líderes sociales de la entidad pertenecientes a diferentes corrientes partidistas, para conformar una alianza ciudadana porque, según ellos, de plano ya no se puede vivir en esta tierra de palmeras tan “mal gobernada, al garete, sin rumbo”.

 

Con una visión de largo alcance que va mucho más allá 2015, Nico ha determinado que Colima no aguanta otros seis años como el estado que se encuentra sin rumbo en la persona de Mario Anguiano, “quien no acierta en proyectar, acertar y decidir sobre una visión del Colima que ofreció a la población”. Y como de lo anterior colige que “la gente está decepcionada y lo expone”, según él los tiempos  están dados para que se trabaje en un proyecto ciudadano, por puesto liderado por él y Locho, alianza que de concretarse será  de locura, de pronóstico reservado, de ver para creer.

 

“Los oficialistas dirigidos por Mario Anguiano sí  deben estar preocupados, los ciudadanos sabemos  que hay un camino y la posibilidad de hacer un buen gobierno diferente  que incluya a todas – dijo a todas-  y se desvincule de lo que actualmente existe, donde es evidente que no hay transparencia ni honestidad”, dispara para abrir boca el “ciudadano” Locho, quien sin detenerse acusa que se tiene un gobierno endeudado y paralizado “que al final  del camino  no lo pagará Mario Anguiano y sus compinches, sino todos los ciudadanos, pues son evidentes las propiedades que adquieren los funcionarios del gobierno estatal a nombre del gobernador. Están comprando medio Colima, es una burla porque no hace  obra pública con sus propios recursos”.

 

.

Según Locho, quien afirma haber tenido reuniones con gente valiosa del PRI  que está  inconforme con el actual gobierno, su objetivo es construir  un proyecto ciudadano sin  cacicazgos. “He recorrido  gran parte del estado dialogando con liderazgos locales para hacerles ver que es importante despertar y el camino para Colima a través de la participación ciudadana”, informa el empresario y político, político y empresario, ahora travestido con los ropajes ciudadanos de moda.

 

Lo que en verdad pretende el  fajador Locho, secundado por el regidor Contreras y los ex delegados federales panistas sin chamba, al confrontarse con la principal figura política del estado, es reposicionarse  en el ánimo de los electores capitalinos con la esperanza de que en el 2015 le alcance para ganar de nuevo la alcaldía o de perdida una curul en la próxima legislatura estatal, pues sabe bien que sus vehementes llamados a crear una gran alianza ciudadana rumbo al 2015 para que “de una vez por todas haya un verdadero cambio para bien en Colima”, no convencerán  a los electores colimenses demasiado baleados ya como para que cualquier iluminado se los lleve al baile.

 

EL ACABO

 

  • Cierto es que en la llamada sociedad civil  hay liderazgos que pueden convertirse en candidatos electoralmente atractivos para el 2015, pero los locochones Locho y Nico son los menos indicados para convocarlos a participar como tales.

 

  • Hay que repetirlo cuantas veces sea necesario, las candidaturas ciudadanas, independientes, deben construirse  sin contaminación partidista.

 

  • Habrá que esperar para ver si los partidos políticos voltean a ver a la gente y le abren sus puertas a la participación como candidatos a cargos de elección popular a cuadros valiosos de la sociedad civil que no han vivido de la grilla.

 

Comentarios

Comentarios