TAREA POLÍTICA

0

CONFUSIÓN CROMÁTICA

Por: José Luís Santana Ochoa

La que ha creado entre los priistas colimenses y los electores en general, el coordinador de la campaña peraltista a la gubernatura del estado en el Segundo Distrito Electoral Federal, Nabor Ochoa López, al promover candidatos priistas y panistas enfundados en casacas verde ecologista y a militantes del muy corrupto PVEM disfrazados de tricolores.

Esta farsa cromática ya fue detectada por la esposa del ex alcalde de Minatitlán y pésimo primer secretario de Seguridad Pública de la administración anguianista, Héctor Bautista, candidata del PRI a la diputación del Distrito Electoral Local Catorce que además del municipio serrano abarca las comunidades de Jalipa, Francisco Villa, Punta de Agua, Chandiablo, Huizcolote, Cedros, Lomas de Ávila Camacho, Llano de la Marina, Ciruelo de la Marina, Tepehuajes, Canoas, Veladero de Camotlán, Camotlán de Miraflores, San José de Lúmber y La Rosa, en Manzanillo, donde es una completa desconocida. Lilia Figueroa es su nombre y aparece ya en una foto con la leyenda “El verde no es lo mismo que el colorado”, en vano afán de diferenciarse ante los votantes cuando ambos colores, en términos político-electorales, son una y la misma cosa.

Pero Lilia no es la única preocupada por la confusión cromática creada por la perversidad política del hijo de doña Nico, pues en similar situación se encuentran los también candidatos priistas a diputadas locales por los distritos Uno y Once, Hilda Ceballos Llerenas y Armida Núñez García, respectivamente, que recelan el respaldo del coordinador peraltista a sus adversarios, el renegado panista siempre hilvanado a las faltas de su guapa hermana, José Cárdenas Sánchez, de la primera; y Martha Mesa Ortegón, de la segunda. Los candidatos priistas a las alcaldías de Armería, Esperanza Alcaráz Alcaráz; Colima, Óscar Valdovinos Anguiano; Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez Moreno; y Minatitlán, Manuel Palacios, igualmente entripados y temerosos están ante la posibilidad de no ser claramente diferenciados en las urnas por los ciudadanos a la hora de la verdad.

Ante tanto circo y maroma naborista, el candidato del presidente Peña, el secretario de Hacienda Videgaray y el gobernador Anguiano, también puede ser víctima de la misma confusión cromática creada y alentada por el caciquillo guerrerense Nabor Ochoa López, y terminar al final de la historia mal con Dios y con el Diablo, como el clásico gallo chinampo: picoteado de los tucanes verdes y ensuciado por las gallinas tricolores. Y es que la promoción del voto diferenciado es un arma de doble filo; por ello, los estrategas panistas promueven ya con fuerza y decisión el voto por la fórmula blanquiazul completa, tal como lo está haciendo ya su candidata a la alcaldía de Manzanillo, Gabriela Benavides Cobos.

La pronosticable derrota de Nabor Ochoa López y su pandilla en el puerto le está enfriando a los “inversionistas”, temerosos de perder su dinero con el candidato charrasqueado a presidente municipal de Manzanillo, el tricolor Francisco Zepeda González; y el mismo candidato de la “clase ilustrada de Colima”, a la gubernatura del estado. Para bajarles la lana, NOL les jura y perjura que ambos, Pico y Nacho, les llevan 15 puntos porcentuales a los panistas Gabriela Benavides Cobos y Jorge Luís Preciado Rodríguez, respectivamente, vacilada igual a la que ubica al locochón de Locho en empate técnico con el candidato de la triple alianza PRI-PVEM-Panal a la gubernatura del estado.

A propósito de enchiladas… previsor, el oriundo de Placeres del Oro, Guerrero, está ya en la etapa de buscar culpables de la paliza electoral que a él y sus apadrinados les espera en el puerto el domingo 7 de junio de 2015. La candidata del PRI a la diputación por el Distrito Electoral Once, Armida Núñez García, es una de las que trae en su lista.

EL ACABO

La jugada de Nabor es más que obvia: propiciar la debacle electoral priista para alzarse con la gallina y los huevos, amparado por las siglas y colores del partido político más corrupto y desprestigiado de cara a las elecciones del domingo 7 de junio de 2015, el PVEM, cuya franquicia seguirá explotando a placer en el estado rumbo al 2018, cuando planea colarse al Senado de la República. Al tiempo.

Anuncios