SOCIOPATÍAS

0

De las declaraciones de Francisco Rodríguez

Por: J. Daniel Miranda Medrano

El caso de las declaraciones del diputado local del PRD Francisco Rodríguez ya se salieron de la esfera pública y cayeron en otro ámbito que no tiene nada que ver con transparencia ni con los recursos públicos.

El legislador local está en todo su derecho a declarar lo que crea conveniente y reconocemos que como tal  no puede ser reconvenido de ninguna forma; mal haríamos en tratar de   restringir su libertad y derechos. Saludamos la diversidad y la pluralidad de pensamiento y opiniones que existen en Colima, y que exista interés en los asuntos públicos, pero en  su postura respecto al secretario de administración y finanzas Jesús Orozco Alfaro, es evidente que la situación tiene que ver más con cuestiones de otra índole que con asuntos de interés público. Quizá debemos de inclinarnos un poco hacia la vida pasada del legislador para poder entender la postura que tiene respecto del funcionario en comento.

Lamentablemente en muchas ocasiones la figura jurídica del fuero se presta para que legisladores locales o federales de todos los partidos la utilicen para fines particulares que nada tienen que ver con su responsabilidad pública. Casos así abundan  en la historia de México  y al parecer son una de las prácticas más socorridas por muchos legisladores que van con la consigna de que “calumnia que algo queda” o “al fin y al cabo no me pueden hacer nada”.

Aquí entramos en otro contexto que va en el sentido de que la función de legislador debe de estar aparejada con la de la congruencia ética. Los diputados de mayoría fueron elegidos para representar a sus electores de su distrito y los proporcionales para representar  un sector minoritario pero importante de la población. Pero ´hay que destacar una cosa es ser representante ciudadano y otra ser representante de sí mismo, situaciones que confunde el diputado.

En el caso que comentamos  se entiende la posición de ser “oposición”  del legislador Francisco Rodríguez, en su enfrentamiento con el secretario referido, pero hacer señalamientos sin pruebas es simplemente  una irresponsabilidad. En todo caso, el o los que se consideren afectados por ello están en todo su derecho a defenderse por la vía legal que más les convenga. El hecho de que sea legislador no lo autoriza a difamar o calumniar y para sostener sus dichos  debe de aportar pruebas.

FINAL.- Excelente el plan de prevención de accidentes que implementó la comuna capitalina de forma muy gráfica. El problema que parece difícil evitarse es el de siempre: la combinación del volante y el alcohol; el mensaje va sobre todo para jóvenes en estas vacaciones que casi empiezan.

Twitter: @jdanie17

Anuncios

Comentarios

Comentarios