Seguimos vendiendo nuestros productos en la escuela: Universitarios

0

* Exponen jóvenes que la Federación de Estudiantes Colimenses los respaldó para que continuarán vendiendo sin ningún problema, tras las quejas de cafeterías y autoridades universitarias. 

Oscar Cervantes|COLIMANOTICIAS

Villa de Álvarez, Col.- Estudiantes de bachillerato y facultades de la Universidad de Colima confirmaron que continúan vendiendo sus productos alimenticios sin ningún problema en las instalaciones del campus de Villa de Álvarez, esto después de que la Federación de Estudiantes Colimenses los respaldara ante las quejas de las cafeterías y funcionarios universitarios.

Entrevistados al respecto, coincidieron que las ganancias por la venta de postres principalmente las utilizan para continuar su preparación académica, transporte y en otros casos ayudar a la economía familiar, ya que algunos de los jóvenes son de escasos recursos.

Mencionaron que a raíz de este problema, el presidente de la FEC, Héctor Magaña Lara, convocó a reunión a los 70 estudiantes que venden productos en el campus de Villa de Álvarez, donde les manifestó su respaldo y les aseguró que no tendrían ningún problema para que continúen con dicha actividad.

Sandra Antuñano quien estudia en la Facultad de Economía y vende postre de Limón desde hace tres años, explicó que sus ganancias son para cubrir gastos en general, por ello señaló que en su momento cuando quisieron restringirlos de esta actividad, acudieron con la FEC.

“Nos dieron a conocer la situación, nos apoyaron en proponer soluciones pero antes escucharon cada caso de los jóvenes que venden por necesidad o cualquier otra cuestión”, apuntó.

Por su parte, Francisco Javier  Ramos Vargas, quien estudia el primer semestre de Pedagogía, comentó que vende muffins de chocolate para su transporte a la escuela y comprar libros, ya que diariamente debe trasladarse de Coquimatlán a Villa de Álvarez.

En ese sentido, reconoció que la FEC los apoyó para continuar vendiendo sus productos.

Las estudiantes Ivana Gudiño Radillo e Ivet Sainz quienes estudian el quinto semestre en el Bachillerato 4, comentaron que ellas venden postres para su transporte cotidiano, así como también ayudar a sus padres.

Denunciaron que las autoridades universitarias de la Delegación 5 fueron quienes también quisieron evitar que siguieran con su actividad, pero la FEC abogó por ellos.

Finalmente, dijeron que son entre 70 y 80 estudiantes que se dedican a la venta de productos para salir adelante.

Comentarios

Comentarios