Se cumple un año de la desaparición de Celedonio Monroy

0

* Autoridades no han mostrado avances de la investigación, denuncia Bios Iguana

 Juan Carlos Flores|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  A un año de la desaparición de Celedonio Monroy Prudencio, la organización ecologista Bios Iguana demandó a las autoridades a acelerar las investigaciones para encontrar con vida del activista nahua.

Gabriel Martínez, integrante de esta organización, recordó que  la noche del 23 de octubre de 2012  “un grupo de hombres fuertemente armados aparecieron en el domicilio de Celedonio Monroy Prudencio en la comunidad de Loma Colorada, municipio de Cuautitlán; él y su esposa Blanca Estela González Larios, fueron  golpeados y encañonados, eran ocho hombres, la mayoría con uniforme militar y pasamontañas, quienes llegaron en dos camionetas con el pretexto de buscar armas y secuestraron a Celedonio Monroy Prudencio llevándoselo con rumbo desconocido”.

A partir de entonces, señaló,  familiares del activista Celedonio Monroy Prudencio, defensor de los derechos de los pueblos indígenas del ejido Ayotitlán, enclavados en la Sierra de Manantlán “han recurrido a las procuradurías y a las comisiones de derechos humanos de Jalisco y Colima, al ayuntamiento de Cuautitlán, al Ejército, al Congreso de Jalisco y a otros instancias, pero no han visto avances en las investigaciones de la Agencia del Ministerio Público de Cuautitlá”.

Celedonio Monroy Prudencio fue nombrado director de Asuntos Indígenas del ayuntamiento de Cuautitlán en 2009, donde participó en las luchas de los pueblos de la región, sobre todo en la defensa del medio  ambiente y por una justa administración de la Reserva de la Biósfera de Manantlán, en la promoción de la Ley Estatal Indígena y en la defensa de los derechos humanos de los pueblos indios nahuas que sufren exclusión social, discriminación y aislamiento.

Celdonio Monroy denunció en medios nacionales las violaciones de que ha sido víctima su comunidad por Empresas Mineras, principalmente el Consorcio Italo-Argentino “Benito Juárez Peña Colorada S.A.”, que se ubica dentro de la zona de indefinición de límites territoriales entre Colima y Jalisco, enfatizando el abandono del gobierno del Estado de Jalisco para brindar los mínimos servicios públicos hacia la comunidad, así como el entorpecimiento de cualquier obra de beneficio social por parte de la policía Estatal de Colima.

La organización  Bios iguana A.C./ REMA Colima, interpuso ante el Juzgado Segundo de Distrito en Colima, con número de registro 3198/2013, un recurso de amparo por la desaparición forzada del activista por la violación a las garantías consagradas  en la Constitución; de la Convención Americana de Derechos Humanos Pacto de San José Costa Rica, la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, y la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas.

“En todas ellas México se compromete a tomar medidas apropiadas para investigar las desapariciones de manera exhaustiva e imparcial y procesar a los responsables; así como a no  practicar, no permitir, ni tolerar la desaparición forzada  y a garantizar las medidas adecuadas para garantizar la protección de las personas”, dijo.

Anuncios

Comentarios

Comentarios