Salen a Relucir los Machetes en El Platanar

    0

    En la comunidad de El Platanar donde viven alrededor de 180 personas hay dos comisarios ejidales y dos planteles escolares, uno por Colima que lleva el nombre de “Luis Donaldo Colosio” primaria con 15 años de antoguedad y otro de Jalisco, que inició hace 5 años, que es escuela bilingue; la mitad de la gente se dice ser de un estado y la otra mitad del otro.

    Al respecto, el maestro Alonso Contreras Pérez reconoció el problema ha llegado ya a innfluir en el comprtamiento de los niños de la comunidad que acuden al plantel. “Sí hay enfrentamientos entre los niños por lo que oyen de sus padres, pero así conviven aquí, no hay conflicto permanente entre ellos, no porque de ellos salga, sino que lo escuchan de sus padres”.

    La gente de El Platanar señala que no existe buena relación entre los maestros de una y otra entidad. La relación de los maestros no es buena, incluso fue el profesor de Jalisco quien notificó a las autoridades de Cuautitlán de la ampliación de la escuela por parte de Colima, lo que provocó la clausura que se llevó a cabo el domingo pasado por autoridades de Jalisco.

    Interrogada sobre estos problemas, la comisaria ejidal de El Platanar, por parte de Colima, Camila Valenzuela, reconoció que sí existe una marcada discriminaciones por parte de Jalisco en lo que se refiere a la entrega de apoyos. Hace unos días –dijo- vinieron senadores y dirigentes del PRI de Jalisco y les llevan apoyos pero solo se lo dieron a los que tienen credencial de elector de Jalisco, pero cuando vienen de Colima les dan a todos, aunque solo 64 votan en Colima.

    La comisaria Valenzuela dijo que “hay una señora que se llama Crecencia que es la que provoca la división, porque cuando llegan beneficios por Jalisco nadamás cita a su gente y las de Colima nomás nos quedamos viendo, y acá en Colima, cuando traen apoyos a todos los llamamos y a todos los apoyamos”.

    Mencionó que las diferencias han alcanzado tal grado que se han llegado a amenazarse entre los habitantes en un intento de evitar que se construya la casa de salud y la rehabilitación del templo. “Mi esposo fue amenzado con un machete por una señora de aquí, Santos Ruiz, quien le dijo que primero muerta a que construyeran la casa de salud”.

    Ante la clausura de las obras por parte de Jalisco la semana pasada, alrededor de 30 agentes de la policía judicial de Colima resguardan las comunidades del Platanar y Las Pesadas.

    Compartir