Aumenta el Salario $ 2.0; Para Colima el más Bajo, $49.50

    0

    El aumento anunciado por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) es apenas 12 centavos mayor al otorgado para el 2007, el cual fue de 1.90 pesos.
    Incluso, el mismo representante de la Coparmex, Tomás Natividad, dijo sin inmutarse que “sería ilusorio pensar que  este aumento va a recuperar el poder adquisitivo”, mientras, resignado Adolfo Gott, quién llevó la voz obrera en esta negociación, aceptó que es raquítico  y ni modo, significa otro sacrificio más para los trabajadores”, pero no tenían de otra, porque “se ponen en peligro los empleos”.
    Con este ajuste los salarios mínimos para la zona geográfica “A” quedan en  52.59 pesos diarios; para la “B”, en 50.96 y la “C” de 49.50 pesos por día.
    El 4.0 pactado también se dará a los sueldos mínimos profesionales, e impactará de la siguiente forma: por ejemplo, un albañil tendrá un incremento en su salario diario de 2.95 pesos; para los cajeros, costureros, oficiales de gasolineras y veladores, el incremento en sus percepciones será de 2 pesos con 61 centavos, para los chóferes de 3 pesos, mientras que los reporteros tendrán de los mayores aumentos, ya que su salario se elevará en 6 pesos al día.
    En el mismo salón de la CONASAMI donde se dio a conocer el aumento, las equivalencias no se hicieron esperar y aún no había terminado la conferencia, cuando ya se equiparaban los 2 pesos de aumento con el precio de un poco más de un bolillo; con un viaje del Metro; un cuarto de kilo de tortillas o medio vaso de leche. Hubo incluso reporteros que empezaron a señalar que no ya no era salario mínimo sino “mondrigo”.
    Sin embargo, esta negociación fue light. Fueron pocas reuniones, una de ellas con el secretario del Trabajo, Javier Lozano, quien vaticinó desde hace días que el incremento sería cercano a la inflación prevista para el próximo año, es decir, entre 3.8 y 4 por ciento. Pero el acuerdo se sacó en realidad en unas cuantas horas: menos de tres para la decisión final y una para redactarlo. Ahí, sin sudar, la voz de los empresarios, Tomás Natividad, dijo que de plano la amenaza de “el gasolinazo es un invento de los periodistas y de un partido político”.
    Para este representante de la Coparmex prácticamente ya no existen los miniasalariados ya que en negociaciones anteriores hablaba de que según las cifras oficiales, estos no rebasaban los 500 mil; el año pasado dijo que eran menos de 400 mil en todo el país y hoy, ya los dejó en 300 mil, es decir, según sus estadísticas están desapareciendo, incluso expuso que en realidad el salario mínimo es más bien “una referencia económica”.
    Al presidente de la CONASAMI, Basilio González Nuñez, le tocó dar el anuncio y sostuvo que esta resolución “representa un esfuerzo de todos por lograr la unidad”, ya que los patrones expresaron su posición de llevar a cabo “un manejo prudente y responsable de los precios, en línea con una actitud moderada del sector obrero en sus exigencias salariales”.
    Explicó que la Zona “A” donde el salario mínimo será de 52.59 pesos diarios, comprende el Distrito Federal y su área metropolitana, así como los estados de Baja California, Baja California Sur; Acapulco, Guerrero; Ciudad Juárez, Chihuahua; Nogales, Sonora; Matamoros, Tamaulipas; y Coatzacoalcos, Veracruz.
    La Zona “B”, donde el mínimo será de 50.96 pesos al día, abarca el área de Guadalajara, Jalisco; Monterrey, Nuevo León; Hermosillo; Sonora; Tampico, Tamaulipas y Poza Rica, Veracruz.
    En tanto, la zona “C”, donde este salario será de 49.50 pesos, es decir el más bajo, aplica en la mayor parte de las Entidades del país como Aguascalientes, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Tamaulipas, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Yucatán, Estado de México, entre otros.
    Así, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos acordó un aumento general del 4% a los salarios mínimos que estará en vigor a partir del primero de enero del 2008.
    Un promedio de dos pesos cada día será el aumento a los salarios mínimos, a partir del 1 de enero, según acordó hoy la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, integrada por representantes de los sectores laboral, empresarial y gubernamental.
    El aumento, de 4%, significa 0.2 puntos porcentuales arriba de la meta de inflación para 2008, estimada en 3.98%, aunque analistas del sector público desestiman se alcance dicho objetivo, pues también a partir de enero entran en vigor medidas que podrían alterar el ritmo de los precios: el aumento a las gasolinas o gasolinazo y la desgravación total –en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte— de las importaciones de maíz, frijol, azúcar y leche.
    Mientras, el gobierno calderonista oficializó este viernes el incremento que a partir del primero de enero del 2008 se aplicará a las gasolinas y al diesel en México con el fin de elevar la recaudación fiscal en el país.
    A través de un decreto publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación (DOF) con la rúbrica de Felipe Calderón, se precisa que los combustibles aumentarán entre 1.66 y 2.44 centavos por cada litro.
    Por su parte, el Centro de Información Laboral y Asesoría Sindical (CILAS) criticó hoy el “ínfimo” aumento de 4% al salario mínimo al asegurar que “condena a los trabajadores a más miseria”.
    Recordó que tan sólo el gasolinazo provocará un alza de precios de 5% en enero, y ese efecto sepultará de inmediato el incremento a los ‘minisalarios’.
    En un comunicado, la agrupación señaló que el incremento anunciado la víspera por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos “nació muerto, pulverizado”, y que con ello decrece aún más el poder adquisitivo de los trabajadores.
    “Lo más grave es que ni siquiera compensará la depreciación salarial por la escalada inflacionaria que se avecina en enero próximo, la que se estima será de 5% solamente como efecto del gasolinazo”.
    Los investigadores Luis Bueno y Rodolfo Pérez, del CILAS, agregaron que “el infame aumento de dos pesos al día, equivalente a una pieza de pan blanco, es un nuevo atentado contra los trabajadores mexicanos que los condena a la miseria permanente, porque no revierte la caída constante de su capacidad de compra impidiéndoles acceder a los niveles básicos de sobrevivencia”.
    Según un estudio del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM, la canasta alimenticia recomendable, integrada por 33 alimentos básicos, pasó de 80.83 pesos el 1 de diciembre del 2006 a 100.69 el 1 de septiembre del 2007, un incremento de 24.57%.
    En el mismo periodo el salario mínimo se incrementó apenas 3%, lo que representa una caída de 15.74% en su poder de compra, destaca el reporte.
    Los investigadores del CILAS criticaron el programa anunciado por la Secretaría de Economía que promete hacer descuentos en 300 productos. “Es un hecho más mediático que efectivo”.
    Denunciaron que “ese pacto, al igual que el Programa del Primer Empleo, tiene por origen una fragilidad conceptual, pues ninguno de ellos ataca las causas que originan los problemas, más bien pretenden actuar sobre las efectos, de ahí su seguro fracaso”.

     

    Anuncios

    Comentarios

    Comentarios