Requiere diabetes compleja educación nutricional: Mendoza Ceballos

0

Redacción|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- La labor principal del nutriólogo “consiste en educar al paciente sobre los correctos hábitos alimenticios para incluir en su dieta los componentes adecuados”, dijo María Luisa Mendoza Ceballos, coordinadora estatal de Nutrición de la Secretaría de Salud.

Como parte de las actividades de la XXVII Semana del Médico 2013 que organiza la Facultad de Medicina de la Universidad de Colima (dedicada en esta ocasión a la doctora Alejandrina Rodríguez Hernández), se realizó la conferencia “Nutrición en pacientes diabéticos”, la cual abordó el tamaño de las raciones y los horarios de comida como parte del entrenamiento del paciente diabético: “Hay que mostrarles las alternativas que pueden utilizar para controlar los niveles de glucosa”, explicó la especialista.

La dieta, añadió, es un componente vital del programa para el control de la diabetes: “El grupo de profesionales que asesora su diabetes, lo guiará en el desarrollo de un plan de alimentación personalizado para ayudarlo a obtener niveles apropiados de glucemia, colesterol y triglicéridos (tipos de grasas) en la sangre”, expuso.

A pesar de que los alimentos en general contienen muchos nutrientes, es más fácil recordar su contenido si se separan en tres grupos: carbohidratos, proteínas y vitaminas. “Uno de los principales problemas de quien padece esta enfermedad es que no ha aprendido a elegir de manera inteligente sus alimentos”, dijo.

Uno de los objetivos del tratamiento nutricional, dijo también, es el régimen de mantener un peso apropiado, de manera gradual, con una adecuación metabólica y sin descuidar los niveles de glucosa, lípidos y presión arterial.

El programa de entrenamiento del paciente diabético se centra en tres preguntas básicas: ¿Qué comer?, ¿cuánto comer? y ¿cuándo comer? Por este motivo, los planes de alimentación prediseñados no sirven de manera masiva: “El programa de alimentación tiene que ser adecuado a las características de cada persona”, advirtió la experta.

La alimentación se debe adecuar al estilo del paciente y no de manera inversa, dijo: “La terapia nutricional se enfoca en tratar la diabetes en el caso de que ya exista, y obesidad y prediabetes si el paciente no ha tenido el padecimiento, a fin de revertir y manejar a tiempo las complicaciones”.

El control metabólico consiste en mantener adecuados los controles de glucosa, lípidos, presión arterial y peso corporal a partir de una equilibrada alimentación, ejercicio y medicamento, explicó la conferencista.

Se deben lograr, dijo, cambios en el estilo de vida con una atención nutricional personalizada. Mediante este programa, explicó Mendoza Ceballos, “se debe lograr disminuir las calorías, las grasas saturadas y grasas ‘trans’, así como la cantidad de sodio. También hay que aumentar la cantidad de fibra”.

“Los hidratos de carbono (compuestos orgánicos a base de carbono, hidrógeno y oxígeno) no se deben evitar, pues son la base de la alimentación, proporcionan energía y su rápida utilización constituye el primer sustrato para el cerebro. No se pueden restringir a pesar de las hiperglucemias, antes bien el nutriólogo debe aprender a identificar cuánto es lo que requiere el paciente y fraccionarlo a lo largo del día”, finalizó.

Anuncios

Comentarios

Comentarios