Por la corona en Abu Dabi

0

*Nico Rosberg y Lewis Hamilton se enfrentan en la última carrera de la temporada para decidir al monarca de la Fórmula 1.

COLIMANOTICIAS
Colima.- El inglés Lewis Hamilton llega a los Emiratos Árabes Unidos buscando un oasis que le permita obtener su cuarto campeonato del mundo e igualar al legendario Alain Prost y también al alemán Sebastian Vettel, miembros de este exclusivo club que sólo es superado por las dos leyendas del deporte motor: el argentino Juan Manuel Fangio (cinco cetros) y el alemán Michael Schumacher (siete títulos).
El oasis del británico se llama Yas Marina, una impresionante pista que paga un alto precio a Bernie Ecclestone, director comercial de la Fórmula 1, por albergar el final de la temporada, a riesgo incluso de que las cosas lleguen decididas como en 2015, pero también con la apuesta de ser el foco de atención como lo fue en 2014 y lo será de nueva cuenta este fin de semana en la batalla entre Hamilton y el alemán Nico Rosberg.
A diferencia de los otros tres campeonatos que Hamilton ha ganado, en esta ocasión él no tiene el control de la situación. Incluso ganando, el británico apenas podría llevarse a casa un trofeo más de una victoria, la número 53 de su carrera, aunque en el clasificador general apenas sería el segundo, el que muchos consideran el primer derrotado.
El teutón tiene a su favor 12 puntos de ventaja. Desde el Gran Premio de Estados Unidos, Rosberg ha jugado con la calculadora en la mano obteniendo segundos lugares en Austin, México y Brasil. Otra actuación igual en Abu Dabi o cualquier puesto dentro del podio le permitirían conquistar el campeonato que tanto ansía.
La situación cambiaría si Hamilton gana y Rosberg es cuarto, el inglés llegaría a 380 puntos mientras que Nico se quedaría con 379 unidades. Igual sucede si el británico vence en Yas Marina y el alemán llega quinto, sexto o incluso séptimo.
Lewis Hamilton aún puede ser monarca finalizando segundo o tercero, pero dependería de que el alemán estuviera hasta por debajo del noveno sitio, para alzarse con su cuarto campeonato.
¿Un empate? Es posible, aunque complicado. Si Hamilton finaliza segundo y Rosberg llega en séptimo ambos tendrían 373 puntos, la situación daría la preferencia al inglés que lleva diez victorias en la temporada contra nueve del alemán.
Cualquier error puede pagar caro el domingo al caer la bandera de cuadros. Tal vez las fallas mecánicas de principio de temporada cobren la factura a Hamilton o, en contraparte, Rosberg pierda el título al no haber aprovechado su potencial para ganar en las pasadas tres carreras de la campaña, en las que parecía confiarse de su ventaja que lucía inalcanzable. Todo está listo para el título.

Con información de EFE

Comentarios

Comentarios