Personajes Colimenses

    0

           
    Casado con la Sra. Ma. Guadalupe Licea Valle, con quien procreo 10 hijos: Fernando, Roberto, Jesús, Francisco, Javier, Catalina, Ma. Isabel, Ma. De La Luz, Ma. Guadalupe y Esperanza.
             
    Realizó sus estudios de primaria en la escuela tipo República Argentina, la que en ese tiempo funcionaba en lo que ahora es la Zapateria Rodriguez, cursando únicamente hasta el cuarto grado, ya que tendría que trabajar para apoyar a su familia en la economía del hogar, desempeñándose primero como ayudante de su papá, que era zapatero, como aprendiz de sastre, mozo de albañil, en el corte de arroz y de chan, etc.
             
    A los veinte años se caso y siguió trabajando en la sastrería, y en los periodos de cuatro meses, que es lo que dura la zafra, se iba a trabajar como salinero a Cuyutlán. Posteriormente entro como empleado de la Marina Mercante en el área de aluminio y cristal, aprendiendo rápidamente el oficio.
             
    A los treinta y ocho años de edad, empezó con toda modestia a hacer trabajos por su cuenta, cortando el cristal en el piso de su domicilio, ya que por sus condiciones económicas, no contaba ni con una mesa de trabajo, transportándolo en una bicicleta.
            
    Siempre con el apoyo incondicional de su esposa, de sus hijos y con todo el deseo de abrirse camino como comerciante independiente, don Silvestre, gracias a su dedicación y esfuerzo logra fundar una de las empresas pioneras en el ambito de la venta de cristal y aluminio, la cual llevaría por nombre “De la Rosa Licea Hnos., S. A. de C. V. realizando grandes trabajos que saltan a vista por su calidad en algunos edificios como son: En la Rectoría y Escuela de Contabilidad en la Universidad de Colima.

    De las oficinas del sindicato de la misma Universidad, de la Delegación de la Secretaria de Recursos Hidraulicos, Sanatorio Núñez, hoy Hotel Dinastía, las casas del Fraccionamiento Las Palmas, segunda etapa, el entonces Banco de Zamora y muchas casas y comercios particulares, en que ha hecho trabajos y que han quedado conformes por el servicio, teniendo actualmente su empresa, sus domicilios en Primo de Verdad No. 392 y Fray Pedro de Gante 167, colonia Placetas Estadio de esta ciudad.
             
    La empresa que viene funcionando, desde hace 35 años, ha venido realizando también trabajos al servicio de todos los colimenses, en sus domicilios particulares.

    Sus hijos actualmente profesionistas, gracias al empeño de Don Silvestre De la Rosa Vázquez y el apoyo de su esposa la señora María Guadalupe Licea Valle ahora adultos, quienes motivados por su espíritu emprendedor, trabajan hasta la fecha el oficio que les enseño de pequeños, algunos, ya con empresas propias y otros en la que él fundara.
             
    Don Silvestre, siempre se ha caracterizado por ser honesto, trabajador,  generoso y afable en su trato, quien junto con su esposa continúan al pendiente de  su negocio apoyando a sus hijos, siempre que así lo requieran.

    Compartir