Pergamino Balompédico

0

Alex Carbajal Berber|ULTRAMEDIA

*La guillotina; sin albur; por D10S

La Comisión de Selecciones Nacionales de la Federación Mexicana de Futbol ha dejado ir una oportunidad de oro: deshacerse del Chepo de la Torre. Todas las condiciones estaban dadas, pero cuando veíamos caer la guillotina, la detuvieron a escasos milímetros de que cercenara, contrario a lo que sucedía con las amantes de Enrique VIII.

Imagino que los blasones del Chepo están muy escondidos, invisibles para la afición, para los periodistas, para los demás técnicos, para sus propios jugadores, pero colocados a la vista de los dueños del balón. O el amor que a nosotros no nos entra por los ojos, a ellos les entra por otro lado. Sin albur.

Ya queda cada vez menos para el 06 de septiembre. Guardado está lesionado, Chicharito es uno más en el United, Giovani no marca la diferencia en Villarreal, Vela sigue apartado y cada vez habla más gachupín; y mientras dije todo eso, no creo que al Chicharito ya tenga barba cerrada en los comerciales de Gillette, para cuando Honduras visite el Azteca. Qué pena. Algunos ven a futbolistas como Ángel Reyna como uno de los posibles salvadores de la selección nacional. Por D10S.

México enfrentará a Honduras con la presión al máximo nivel. El detalle más sombrío es lo que puede pasar después de un mal resultado ante los hondureños, quedando la visita a Estados Unidos (así como va la cosa: derrota segura), el recibimiento de Panamá y la visita a Costa Rica.

El panorama es gris oscuro, por no decir negro. En la selección no hay futbol de conjunto y hay pocas individualidades; no hay jugadas preparadas a balón detenido, no hay estrategias en defensa para situaciones previstas; no hay análisis de rivales, y no hay inventiva. En pocas palabras, no hay director técnico.

Trascendió, sobre esa junta de dueños que ratificó al Chepo, que el técnico nacional se quejó de su cuerpo de asesores. Si ese es el problema, también es un error de él. Peor ambiente no puede haber para la eliminatoria mundialista, una de cuyo final no hay certeza que sea feliz.

Es muy difícil que México quede fuera de la Copa del Mundo. La eliminatoria de la Concacaf deja abiertas tantas posibilidades, que una exclusión mundialista sería catastrófica. Lo negativo es la perspectiva a futuro: ¿a qué iría México al Mundial de Brasil? ¿Buscan el mismo ridículo que hubo en la Copa Confederaciones? ¿A demostrar que el entrenador no es un estratega y que no hay un dibujo táctico para la selección? Si eso va a suceder, mejor que nos ahorren las vergüenzas.

 

Anuncios

Comentarios

Comentarios