PERFIL PARA DIRIGIR DERECHOS HUMANOS, UN TEMA QUE REQUIERE SERIEDAD…

0

La Panga

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

La Universidad Nacional Autónoma de México  a través de la Facultad de Ciencias Políticas y la Cátedra UNESCO de los Derechos Humanos de la citada casa de estudios, han realizado desde hace más de una década un estudio detallado del perfil y del manual operativo del actuar del denominado Ombudsman, en México es una institución que ha logrado reconocimiento en la normatividad nacional, sin embargo, en algunas entidades es todavía desconocida y lejana.

Y es desde hace unos días a la fecha que comenzó la pasarela de postulantes a ocupar el cargo de Presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en el estado de Colima, pero debemos decirlo como es, el perfil propuesto por la Unesco es muy claro y pide que quien dirija la aplicación y defensa de los mismos, sea una persona con acreditada calidad moral, ética, un alto sentido humanista, una persona que como bandera pueda demostrar que tiene tolerancia para comprender las diferencias entre individuos, indistintamente su condición económica, su género, sus ideologías políticas, sus creencias religiosas, su filosofía de vida y su forma de vivir actuando de manera libre.

ƒ Además, contar con un perfil independiente de todo poder estatal. Es decir, no debe ser a la fecha, funcionario al servicio de alguno de los tres poderes públicos del Estado, ni pertenecer a las

Fuerzas Armadas.

ƒ También dice que debe ser una persona independiente de cualquier partido político, es decir, no debe ser dirigente de partido político alguno, ni ministro de culto o asociaciones religiosas, sociedades secretas, por lo menos desde un tiempo considerable antes de presentar su candidatura; 

ƒ Tener una trayectoria reconocida por un amplio sector de la sociedad civil organizada en la promoción, defensa y estudio de los Derechos Humanos.

ƒ Contar con un programa de acción que comprenda la perspectiva de género, la dimensión de

pluriculturalidad y que proponga un esquema de vinculación y trabajo con organizaciones de la

sociedad civil, instituciones académicas y otros sectores que tengan incidencia en lo social;

ƒ Tener un amplio conocimiento de las organizaciones de la sociedad civil existentes en el caso del Estado de Colima y sus principales agendas, así como experiencia de trabajo y colaboración con éstas;

ƒ Contar con una actitud de apertura y diálogo con los principales actores sociales para tener el

suficiente conocimiento de sus principales demandas, materias de promoción e impulso;

ƒ De preferencia haber tenido experiencia de trabajo conjunto con las organizaciones de las

sociedad civil e instituciones académicos en el campo de la educación en derechos humanos;

ƒ Haber demostrado en su experiencia previa una actitud en pro de la transparencia y la rendición

de cuentas;

ƒ Contar con una visión y convicción, demostrable en su trayectoria, de una perspectiva de

género.

ƒ Contar con el conocimiento del marco jurídico local, federal e internacional en materia de

derechos humanos, así como con un cabal compromiso contra la impunidad, la negligencia y las

conductas indebidas de las y los funcionarios públicos.

Lo que realmente me preocupa es que sean 19 aspirantes a ocupar el cargo, y varios de ellos están plenamente identificados por su cercanía no digamos con los partidos políticos, pero si con algunos de los integrantes de la llamada familia política, en otros casos hay personas que están plenamente identificadas porque así lo han hecho saber a través de sus redes sociales, con sociedades secretas y líderes religiosos. Pero también el hecho de que tengamos 19 inscritos nos deja en claro que el desempleo en las calles es abrumador y las oportunidades para que la ciudadanía participe en política, se convierte cada día en una brecha muy angosta.

Es preocupante que se piense en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos como un trampolín para proyección política a futuro, sería importante que quienes están revisando los perfiles acrediten tener la capacitación en temas de la Unesco y de Ciencias Políticas para que puedan determinar con certeza que se tomaron las mejores opciones para confirmar la terna final.

Soy defensora de los derechos de la mujer, pero este cargo requiere de una persona que sea capaz de representar a todos los géneros, a todos los sectores, que en su biografía no se tenga el dato de que haya sido un violador de los derechos humanos de algún ciudadano, porque de ninguna manera la defensa de un derecho humano deberá realizarse pisoteando los derechos de otros. En su acreditada lucha por los Derechos Humanos debe dar una muestra de que es respetuoso de las leyes y las instituciones para lograr realizar una observancia certera, y debe comprender que el hecho de ser funcionario o un género opuesto, no desactiva los derechos humanos de personas que prestan servicios a la ciudadanía o son individuos que viven de manera libre, tal y como lo establece la Constitución y lo marcan los tratados internacionales y su adaptación para nuestro país.

Anuncios
Compartir