¡Padrino… mis empanadas!

0

Edgardo Zamora|COLIMANOTICIAS

Villa de Álvarez, Col.- En la zona conurbada de Colima-Villa de Álvarez hoy se escucha por doquier: ¡Padrino, mis empanadas!

Actualmente en el jardín de Villa de Álvarez la tradición perdura, en este se instalan alrededor de 30 puestos quienes ofrecen más de 10 sabores distintos a la gente.

Los sabores que se pueden disfrutar son de coco, leche, camote, piña, cajeta, fresa, entre otros.

Los vendedores se encuentran desde temprana hora para ofrecer a la población que disfruta del sabor de la empanada y también para quien vaya a regalarla.

Las versiones de la población son variantes, algunos afirman que la tradición nació desde la década de los años 30, durante las fiestas patronales en honor San Francisco de Asís al cual se le venera con un novenario.

Otras personas aseguran que se remontan a mediados del siglo XIX, cuando un fraile franciscano regalaba empanadas a la población.

No obstante, las empanadas es de las tradiciones más arraigadas en los villalvarenses, mientras suena el repique de las campanas del templo, las oraciones en el novenario los gritos no se hacen esperar: ¡Padrino, mis empanadas!

Anuncios