Necaxa a semis

0

*Marcelo Barovero, portero del Necaxa, fue la estrella del partido, al evitar el gol que necesitaban los Tuzos. 

COLIMANOTICIAS

Colima.- A Marcelo Barovero le dicen Trapito porque se parece un espantapájaros que salía un famoso cómic en Argentina (Anteojitos). El exportero de River Plate fue el héroe del Necaxa en la eliminatoria contra el Pachuca,mantuvo a raya los Tuzos en el empate a cero en el estadio Hidalgo y lleva los Hidrorrayos a las semifinales con un 2-1 global.

Uff, es difícil un 0-0 en este futbol, doy gracias por la oportunidad y la idea era mantener el arco intacto”, dijo el arquero argentino, tras eliminar al Pachuca, actual campeón de la Liga MX.

El día que Trapito se fue de River Plate, el Monumental lo coreó hasta que abandonó la cancha. Con los Millonarios, ganó una Copa Libertadores, una Copa Sudamericana y el campeonato argentino. Vino a México a cerrar su carrera y en el Necaxa ya se puede adjudicar que regreso al equipo a una semifinal después de 14 años de no hacerlo.

La diferencia en los 180 minutos de eliminatoria fue que Marcelo Barovero no falló y sí lo hizo Óscar Pérez en el primer partido. El Conejo no olvidará el disparo que se le pasó entre las piernas y significó el primer gol de los Hidrorrayos en el juego de ida.

En el partido de vuelta, Hirving Lozano y Franco Jara, los goleadores del Pachuca, vieron las virtudes del arquero del Necaxa. En un tiro desde afuera del área del Chucky, el argentino desvió a tiro de esquina. Luego, en los instantes finales, cuando un disparo cruzado de Jara parecía que iba al fondo del arco, la mano de Trapito desvió.

Por su parte, Necaxa se resguardó en la táctica de la vieja escuela. La que dicta que se defiende con dos líneas de cuatro y se espera a un contragolpe para hacer daño. En caso de ser superado, pasa el balón o el jugador, pero nunca los dos.

La consecuencia de esa filosofía fue que Hirving Lozano saliera lesionado al minuto 87. Debido a que Claudio Riaño lo frenó con una falta e hizo que el atacante saliera adolorido de la pierna izquierda. El del Necaxa se fue expulsado.

En la banca, con una bolsa de hielo en la pierna, Lozano acusó a Luis Alfonso Sosa de mandar al atacante a lastimarlo. El técnico del Necaxa prefirió no hacerle caso.

En el último minuto, la desesperada, Óscar Pérez fue al ataque, remató, pero sin dirección. El campeón se queda en el camino.

Con información de NOTIMEX

Comentarios

Comentarios