México hace un llamado a la «cordura» en la ONU

0

*EU no debe complicar conflicto entre palestinos e israelíes, afirma embajador de México en la ONU. *Condenan 128 de 193 países decisión de Trump a favor de Israel; el embajador mexicano Juan José Gómez asegura que no es útil y es desproporcionada una sesión de emergencia para tratar el asunto.

CN COLIMANOTICIAS

Naciones Unidas.- De los 193 países que conforman la Asamblea General de la Naciones Unidas, 128 votaron contra la decisión de EU de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y 35 se abstuvieron, entre ellos México.

A través del embajador Juan José Gómez, México hizo “un llamado a la calma y la cordura a todas las partes. Estados Unidos debe ser parte de la solución al conflicto entre palestinos e israelíes y no debe convertirse en un obstáculo adicional que complique los avances”.

El diplomático advirtió ante la Asamblea General de las Naciones Unidas que hoy estamos más lejos de la paz entre Palestina e Israel y dijo que “no es útil y es desproporcionada una sesión de emergencia Unión Pro-paz” del organismo mundial.

Juan José Gómez señaló que “Jerusalén también es Palestina, por lo que el sector Este debería ser su capital”.

Añadió que México se abstuvo en esta votación “porque está preocupado por la distorsión que sufre la legítima búsqueda de la paz entre Palestina e Israel”.

El diplomático consideró que no es positiva la declaración unilateral para reconocer a Jerusalén como capital de Israel por parte de Estados Unidos.

La postura de México respalda el diálogo como el medio para resolver el conflicto entre Israel y Palestina y su derecho a vivir en paz dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas.

También considera que Israel debe respetar el carácter y el Estatuto especial de la Ciudad Santa de Jerusalén y preservar las singulares características espirituales y religiosas de los lugares sagrados de la ciudad.

“Recordemos que Jerusalén también es Palestina, por lo que el sector Este debería ser su capital. México reitera su firme convicción de que una solución política y pacífica del conflicto debe producirse mediante negociaciones directas, sin precondiciones, entre las partes, que resuelvan los problemas sustantivos, incluido el estatus definitivo de Jerusalén”, concluyó.

Estados Unidos sufrió en la Asamblea una amplia condena a su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, tras amenazar con represalias a los países que rechazaran su posición.

Pese a su derrota, Washington estimó haber limitado los daños. Nikki Haley, embajadora de Washington ante la ONU, que había prometido “anotar los nombres” de los países que condenaran al suyo, envió por Twitter una nota de agradecimiento a los 65 Estados que, según ella, “no cedieron a los métodos irresponsables de la ONU”.

De los 193 países que conforman la asamblea, 128 votaron a favor de la resolución contra EU, entre ellos numerosos aliados de Washington, como Francia y Reino Unido. Nueve votaron en contra, incluidos los propios Estados Unidos e Israel, que dejaron entender que el texto de condena no cambiaría nada en los hechos. EU había multiplicado las presiones y amenazas, causando estupefacción en numerosos países.

Treinta y cinco estados, entre ellos México, Canadá, Polonia y Hungría, se abstuvieron, y 21 no tomaron parte en la votación. Los que se sumaron a EU fueron Guatemala, Honduras, Togo, Micronesia, Nauru, Palau y las Islas Marshall. Poco antes de la votación, Haley, había reiterado las amenazas financieras a los países que votaran a favor de condenar la decisión de Washington, asegurando que su gobierno “recordará este día”.

Debido al veto de EU, la resolución no fue aprobada, pero se hizo sentir el rechazo al gobierno de Donald Trump.

En la Asamblea General ningún país tiene derecho de veto y las resoluciones no son vinculantes.

El Consejo de Seguridad debe votar hoy otra moción de EU, ahora contra Corea del Norte, para endurecer las sanciones contra el país asiático.

Fuente: MILENIO

Anuncios